El Koenigsegg Agera RS bate el récord del Chiron por mucha diferencia

Agera-RS
El pasado 1 de octubre no solo se celebraba un “referéndum” en Cataluña, sino que también se producían otros acontecimientos importantes. En Vandel, Dinamarca, Koenigsegg se preparaba para batir el récord del Bugatti Chiron, que había sacado pecho en un vídeo publicado en YouTube para demostrarnos que su nuevo superdeportivo puede pasar de 0 a 400 km/h en 41,96 segundos, un registro espectacular que batía a todos los anteriores.

Un récord anunciado con antelación

Esta misma semana los suecos de Koenigsegg avisaban con una publicación en Twitter en la que aparecía un Agera a toda velocidad y un mensaje muy elocuente: “Cooming Soon“. Todo ello con un “0-400-OMG” escrito encima de la imagen que nos hacía pensar que iban a pulverizar el récord de los franceses.

Así ha sido. Un Koenigsegg Agera RS ha batido como si nada el récord del Chiron parando el cronómetro en 36,44 segundos, lo que significa que ha sido 5,5 segundos más rápido. Sin duda, ha sido todo un éxito y a Bugatti no le queda más remedio que aplaudir.

La potencia y el par máximo no lo es todo

A más de uno le sorprenderá que el Agera RS lo haya logrado teniendo en cuenta que sus cifras de potencia y par no sin ni mucho menos tan buenas como las del Chiron. Estamos hablando de 1.176 CV y 1.280 Nm de par motor, mientras que la nueva joya de Cristiano Ronaldo entrega 1.500 CV y 1.600 Nm.

Agera-RS
La explicación hay que buscarla en otros aspectos. Uno de ellos, tal vez el más importante, es el peso. El Chiron se va hasta los 1.995 kilos, un pesaje muy superior al del Agera RS, que subido encima de una báscula pesa 1.295 kilos. Son 700 kilos de diferencia que se notan mucho a la hora de acelerar.

La gran diferencia entre el peso de ambos se puede buscar en la transmisión. El Agera RS entrega toda la potencia y el par a los neumáticos del eje trasero, mientras que el Chiron cuenta con un sistema de tracción a las cuatro ruedas que le penaliza. Tener más ruedas motrices no es sinónimo de ir más rápido, sobre todo cuando ello comporta un incremento considerable del peso total del coche.

Otro aspecto a favor del Agera RS es el paquete aerodinámico que incorpora. No es que el Chiron cojee a nivel aerodinámico, sino que el superdeportivo sueco es de lo mejorcito que hay en el mundo en ese aspecto. ¿Por qué? Porque se pega al asfalto que da gusto gracias a un splitter delantero considerable, un alerón fijo trasero no menos generoso y unos apéndices aerodinámicos de lo más útiles. Niklas Lilja, el autor del récord, lo ha podido comprobar en primera persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *