Opel Insignia 2018: con motor 1.6 T y 200 CV

Opel-Insignia-2018-frontal
Opel, a estas fechas del todo engullida por PSA, ensancha la oferta de su Insignia M2017. En Alemania ya está a la venta esta versión. La recomposición de la gama Insignia llega entre tsunamis y terremotos de fábricas, despachos, concesionarios y proveedores. Los franceses intentan comprender lo que tienen en Opel y aún no se columbra cuál es el plan maestro a largo término.

Lo que sí parece un acierto por parte de los nuevos amos de la casa es el empleo de este cuatro cilindros de gasolina con turbocompresor; mil seiscientos centímetros cúbicos de capacidad y afinado a 147 kW (200 CV). Hasta el punto de esta redacción, ha sido un motor privativo del Opel Astra M2016, y en breve contacto con él me dio muy buena impresión, en especial combinado con la transmisión manual de seis velocidades.

Un motor intermedio

Para el Insignia, supone un paso intermedio entre otro motor que es muy agradable, el 1.5 L Turbo 122 kW (165 CV), y el desbordante 2.0 L Turbo 191 kW (265 CV). El último, aun ofreciendo unas cifras sugestivas te aliena bastante de la conducción: sólo funciona con cambio automático y tracción integral. Ambas cosas, que pueden ser virtud en circunstancias y usuarios concretos, aturden mucho las emociones de manejar un vehículo.

A modo de resumen, el 165 CV de Opel podría tener algún detractor, dada su potencia específica. Aunque, en lo personal, lo he notado siempre muy parejo al 1.5 EcoBoost de 160 CV que monta el Ford Mondeo M2015. Y en los dos coches, con pasaje y maletero lleno, siempre hay pulmón para acelerar. Aclarada esta cuestión, el 1.6 Turbo de 200 CV ya no tendrá quien le hunda una puntilla; hay rendimiento de sobras y el chasis puede masticar toda la potencia que muerde.

Opel-Insignia-2018-interior

A tener en cuenta

Dos apuntes de especial resalte: incluye un filtro antipartículas para sortear los nuevos ciclos de homologación en España y las normativas antipolución, que en tres años han mutado más veces que en el último cuarto de siglo. El segundo punto a subrayar es la ambivalencia de transmisiones. No hay que claudicar ante el cambio automático; conserva la alternativa manual que ya funciona en el Astra.

La llegada de este ingenio a la gama Insignia se aprovecha para introducir la evolución 2018 del sistema multimedios, con denominación ‘Navi Pro’, y que es un extra aparte.

Hemos escrito otros artículos sobre el Opel Insignia II que pueden interesarte si estás buscando una berlina o un familiar con identidad ‘sport’, y con más pros que contras:

Opel Insignia Grand Sport Gsi y Sports Tourer GSi: Los Más Rápidos de la Gama.

Ya Puedes Encargar tu Opel Insignia GSi desde 45.000 €.

Insignia Sports Tourer 2017: Un Familiar Espacioso y con Estilo.

Opel Insignia Country Tourer 2017: El Más Aventurero de la Gama se Renueva.

El Nuevo Opel Insignia Supera los 100.000 Pedidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *