Ya puedes encargar tu Opel Insignia GSi desde 45.500 euros

Opel-Insignia-GSi
Nos encantó cuando fue presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt con sus dos opciones mecánicas: biturbo diésel y turbo gasolina. El nuevo Opel Insignia GSi, disponible con carrocería Grand Sport o Sports Tourer, lo tiene todo para triunfar hasta en un país como España, donde este tipo de berlinas de alto rendimiento no se venden tan bien como en Alemania o el Reino Unido.

Los germanos han lanzado la variante más deportiva de su buque insignia fijando un precio de salida que no está nada mal, ya que aceptan pedidos desde 45.500 euros (impuestos y transporte incluidos). Eso por lo que respecta a la carrocería Grand Sport, porque el Insignia GSi con carrocería Sports Tourer parte desde los 46.700 euros.

Diésel o gasolina

Estamos hablando de un modelo que puede moverse gracias a uno de los dos motores que ofertan por todo lo alto. Por un lado está el 2.0 biturbo, un diésel que entrega 210 CV y 480 Nm de par máximo desde las 1.500 rpm. Consume una media de 7,3 l/100 km y emite 192 g/km de CO2.

La otra opción es el gasolina 2.0 turbo que desarrolla 260 CV de potencia y puede acelerar de 0 a 100 km/h en en 7,3 segundos hasta alcanzar los 250 km/h de velocidad punta.

Opel-Insignia-GSi
En ambos casos hay que hablar de propulsores de cuatro cilindros que trabajan asociados a una caja de cambios automática de ocho velocidades (con levas en el volante) y un sistema de tracción total. Además, hay que destacar la puesta a punto específica del chasis deportivo FlexRide y la inclusión de unos neumáticos Michelin Pilot Sport 4S que garantizan el máximo agarre en carretera.

Detalles que marcan la diferencia

Comparado con el Insignia normal, este Insignia GSi tiene la carrocería 10 milímetros más cerca del asfalto. Se pueden elegir hasta tres modos de conducción distintos (Standard, Tour y Sport) y la comodidad está garantizada gracias a los asientos deportivos certificados por AGR que incorpora. Eso sí, de forma opcional puedes pedir unos asientos semibaquet “performance” que están completamente tapizados con piel.

Opel-Insignia-GSi
Otro detalle a destacar es el ajuste eléctrico para el asiento del conductor y el acompañante delantero. Dichos asientos, por cierto, incluyen ventilación, calefacción, función masaje y regulación del apoyo lateral.

Para terminar, decir que los pedales son de aluminio y la iluminación es matricial LED IntelliLux.

Artículo recomendado: El nuevo Opel Insignia GSi se luce en Nürburgring

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *