Volkswagen apuesta por la carga por inducción

Volkswagen e-Golf cargandose
Más noticias relacionadas con el CES de Las Vegas. Volkswagen no solo se ha llevado el sistema Golf R Touch para demostrarnos lo mucho que están evolucionando los habitáculos de los coches. También ha hecho un esfuerzo para mostrar al mundo cómo funciona e-Golf Intelligent Charge, un método basado en la carga por inducción que ya ha sido testado con éxito en la versión eléctrica de su modelo más icónico, el e-Golf.

Esperan que a medio plazo sea una alternativa seria a la carga por cable para incentivar las ventas de vehículos eléctricos, que como sabes todavía están muy estancadas en la mayoría de mercados mundiales.

Ni rastro de cables

Lo de cargar un coche eléctrico utilizando un cable será cosa del pasado dentro de unos años. Propuestas como la de Volkswagen se basan en la utilización de una unidad de control y comunicaciones a través de una placa de carga que se conecta con el coche para cargar la batería. ¿Cómo? Creando un campo electromagnético que fluye entre las dos bobinas, la que va en el e-Golf y la que está situada en la plaza de aparcamiento.

Un elevador se encarga de aproximar esta última placa a los bajos del e-Golf. De esta forma se reduce al máximo el espacio entre las bobinas, y eso hace que este sistema de carga por inducción sea más efectivo y eficiente que otros que hemos visto con anterioridad.

e-Golf cargandose

Simplicidad y comodidad

La firma alemana habla de carga “segura y fácil”. Esto es así porque un menú separado en la pantalla del sistema de navegación aparcar el coche de forma automática encima de la placa de carga. Se basa en una cámara frontal para hacerlo, pero también le ayuda un rayo guía emitido por la placa. Sea como sea, el e-Golf se aparca con una precisión milimétrica, ya que la distancia suele ser de menos de 5 centímetros aparcando en paralelo y de menos de 10 centímetros aparcando en batería. Además, también es posible utilizar una aplicación móvil para hacerlo de forma remota. Solo hay que pulsar una tecla virtual y el e-Golf se posiciona donde debe.

Una secuencia de destellos entre las luces delanteras y traseras del coche indica que éste se está cargando correctamente.

Faros LED que indican el estado de la carga

En estos momentos el nivel de carga de un eléctrico o híbrido de Volkswagen se muestra en el panel de instrumentos, y de forma alternativa en los indicadores LED que hay al lado del enchufe. Con e-Golf Intelligent Charge eso cambia, ya que podemos conocer el estado de carga de la batería fijándonos en las luces exteriores del e-Golf. En la parte frontal se iluminan las luces de posición y las luces diurnas LED, mientras que en la zaga se iluminan todas las luces de los grupos ópticos (incluida la de freno en el spoiler del techo).

Cuando la batería está cargada la iluminación es continua. Si el proceso de carga continúa activo pese a estar la batería cargada, los destellos se producen en intervalos largos. Y por último, si se ha fijado una hora de salida esos destellos LED se suceden en un lapso de tiempo menos corto. Si no se muestra ninguna de estas tres luces es porque el proceso de carga está inactivo, algo que puede pasar porque la posición de la palanca de cambio no está en la “P” de parking, porque no hay suministro eléctrico, porque hay un error de carga o porque el coche no está aparcado justo encima de la placa de carga.

Llave digital

Digital Key Volkswagen
La app e-Remote no es la única aplicación disponible para eléctricos de Volkswagen. Ésta te permite acceder a información relevante y ejecutar acciones como encender la calefacción del coche o cargar su batería a distancia. Ahora han lanzado Digital Key, que no hace otra cosa que permitirte utilizar el smartphone para bloquear y desbloquear el e-Golf a modo de llave digital. Evidentemente, también puedes abrir el portón trasero de forma independiente, subir y bajar las ventanillas o encender y apagar el motor. También lo puedes hacer a través de un smartwatch.

e-Station Guide

La e-Station Giude es una guía muy útil para cualquier conductor que necesite cargar la batería de su coche. Lo es porque no hace caso de las estaciones de carga de difícil acceso o defectuosas, y tampoco te lleva a las que han dejado de existir o son incompatibles por el sistema de enchufe que utilizan. Se nutre de información que circula por la nube y siempre está disponible para que los conductores no pierdan tiempo.

Artículo relacionado: BMW trabaja en el desarrollo de sistemas de carga por inducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *