El Stop & Start de Peugeot


Lo del sistema Stop & Start ya no es ninguna novedad. Prácticamente todas las marcas lo incorporan en algunos de sus modelos, así que Peugeot no ha inventado la pólvora. Su tecnología de desconexión y arranque del motor en breves paradas es muy parecido al de los demás. Gracias a él se reducen las emisiones y los consumos, pero también hay que decir que es rápido, cómodo y sin vibraciones.

Omnipresente

Los más de 25.000 clientes de Peugeot que lo están disfrutando en España lo saben. Primero fue introducido en los motores diésel e-HDi del 308 y el 508, pero su popularidad llegó de la mano de un modelo mucho más accesible como el Peugeot 208. La reducción de consumo que implica, cercana al 15%, justifica su incorporación.

En los híbridos de Peugeot también juega un papel muy importante. Modelos como el 3008 HYbrid4, el 508 HYbrid4 o el 508 RXH se benefician de esta tecnología. El cambio de motor (de eléctrico a térmico) se lleva a cabo de forma automática, mientras que el alternador-motor de arranque logra que el motor térmico pase a modo “stand by” o se accione en función de las necesidades de cada momento.


El Peugeot 2008 es un claro ejemplo de la apuesta de la firma francesa por el sistema Stop & Start. Todas las versiones diésel lo incorporan de serie. Otros dos modelos que también lo incorporarán a partir de octubre serán el nuevo Peugeot 308 (en el 1.6 e-HDi de 115 CV sea cual sea el nivel de acabado) y el 508 e-HDi 115 CV Stop & Start (con caja de cambios manual de 6 velocidades y acabados Active y Allure).

Las versiones BlueHDi del nuevo 308, previstas para 2014, también vendrán equipadas con el sistema Stop & Start. Con el 1.6 de 120 CV las emisiones serán de 82 g/km de CO2 y el consumo de 3,1 l/100 km. No está nada mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *