El nuevo Mercedes Clase C 2015, que ya ha empezado su fabricación


Más grande, más afilado, más delgado, más rápido, más eficiente y, por fuerza, mejor rematado y equipado que el CLA para que no le haga sombra. Pero también más caro.

El coche más vendido de Mercedes deja paso por fin a la cuarta generación. Llevan más de 8 millones y medio de clientes. Bajo el nombre de Clase C, este hijo pródigo está entre nosotros desde 1990 y su último chasis fue creado en el 2007.

Después de invertir 2 billones (con “B”) de euros en adaptar la fábrica de Bremen, hoy ha salido terminada la primera unidad. Démosle un vistazo a uno de los pocos que puede sacarle los colores a los otros dos alemanes que se las dan de selectos.

Fue presentado en el Salón de Génova en el 2014, y de ahí que podáis encontrar en distintos lugares las nominaciones Clase C 2014 o Clase C 2015. Familiar, coupé y descapotable también han de venir, pero de momento centrémonos en lo que tenemos entre manos.

La plataforma modular para vehículos medianos y grandes es la MRA, está pensada para situar los propulsores de forma longitudinal, y la estrena el Clase C. Luego se podrá estirar incluso para sostener un trolebús como el Clase S.


La receta de este esqueleto es que emplea un 50% más de aluminio que el anterior. Así las cosas, al mezclar más aluminio con aceros de diferente torsión y dureza han conseguido aligerar muchos kilos al mismo tiempo que lo hacían bastante más resistente a la corrosión y las cicatrices del paso del tiempo.

También es un chasis que les ha dejado situar el motor más a ras de suelo, mejorando aerodinámica y reparto de pesos. Hay un cambio total en las suspensiones delanteras que ya lo quisiera el CLA. Las traseras son independientes como hace tiempo que Mercedes las trabaja, y es de esperar que hayan sido revisadas al alza en previsión de deslizamientos laterales y capacidad de asumir el par motor en las ruedas traseras.

Aún quedan cosas por saber

La oferta definitiva de propulsores, acabados, equipamientos y precios aún no está cerrada aunque sí se ha hecho pública una primera tentativa, pero hemos de recordar que es muy probable que el diesel básico que siempre hemos llamado C180 CDI BlueEFFICIENCY sea un corazón de Renault-Nissan.

Cuatro cilindros turboalimentados y V-6 se dan por hechos, igual que las cajas de cambio automáticas 7G-Tronic Plus. Las tracciones 4MATIC en los C300 y C400 parecen asimismo una apuesta segura a la hora de jugar a las adivinanzas sobre la gama final de la Clase C Mark IV.

Suspensión adaptativa Airmatic –opcional con los packs deportivos– y regulación electrónica de cuatro modos de conducción se han dejado oír por el Salón de Detroit donde estuvo posando. Estos parámetros de gestión motor/suspensión serían Comfort, ECO, y Sport y Sport+ y se seleccionarían con un pulsador que Mercedes llama ‘Agility Select’.

Mercedes centrará la producción desde Bremen, pero abrirá más cadenas en la fábrica de Alabama, en la de Brasil, en la de China y en la de Sudáfrica, ya que el Clase C es un vehículo de público mundial.

Toda la información que quieras encontrar

Si te interesa ampliar más datos sobre posibles escalones de potencia, los primeros motores que llegarán, la versión AMG y todos los sistemas de conexión a internet e infoentretenimiento, puedes consultar estos artículos:

– MERCEDES-BENZ CLASE C 2014

– MERCEDES-BENZ CLASE C AMG 2014

– NUEVO MERCEDES CLASE C 2014, ALGUIEN HA HABLADO DEMASIADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *