World Green Car Award 2015 para el BMW i8

BMW i8 en movimiento
BMW lo ha vuelto a hacer. Ha ganado el World Green Car Award por tercera vez después de los éxitos cosechados en 2008 con el BMW 118d y en 2014 con el BMW i3. La culpa la tiene el segundo modelo de la familia de eléctricos de la firma alemana, aunque sería más justo decir que se trata de un híbrido.

A los miembros del jurado (75 periodistas de más de 20 países) les ha impresionado tanto su tecnología híbrida como el placer de conducirlo, pero también han destacado su diseño. El BMW i8 es un coche especial y en eso coinciden todos los que han tenido la oportunidad de hincarle el diente.

BMW i repite

Ian Robertson, Miembro del Consejo de Administración de BMW AG, Ventas y Marketing, era el hombre más feliz del mundo recibiendo el premio en el Salón del Automóvil de Nueva York:

Me llena de orgullo recibir este premio en nombre de todo el equipo de Múnich. El BMW i8 representa el futuro gracias a su estructura ligera y a su inigualable conectividad. Ganando este premio por segundo año consecutivo demostramos cómo los productos BMW i están realmente liderando en el mundo.

Los números del ganador

El primer híbrido enchufable que han fabricado les ha permitido ganar un premio que siempre te da prestigio. Eso sí, en modo exclusivamente eléctrico solo puede recorrer 37 kilómetros, así que su motor gasolina de 1.5 litros y tres cilindros tiene mucho que decir. Lo bueno es que la tecnología TwinPower Turbo que incorpora le permite presumir de prestaciones y eficiencia. Son 326 CV de potencia conjunta con los que acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos, una cifra que le aproxima a la de los superdeportivos. Y todo ello con un consumo medio de 2,1 l/100 km y unas emisiones de 49 g/km de CO2.

El BMW i8 se ha impuesto al Mercedes-Benz S 500 PLUG-IN HYBRID y al Volkswagen Golf GTE, que eran los otros dos finalistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *