Mercedes-Benz S 500 PLUG-IN HYBRID

S 500 PLUG-IN HYBRID 13
Llega a Europa la octava apuesta eléctica de Mercedes-Benz Cars. Tras los smart electric drive, E 300 BlueTEC HYBRID, E 400 HYBRID, SLS AMG Coupé Electric Drive, S 400 HYBRID, S 300 BlueTEC HYBRID, C 300 BlueTEC HYBRID y Clase B Electric Drive, ahora es el turno del S 500 PLUG-IN HYBRID, el primer híbrido enchufable de Mercedes-Benz.

La marca nos comenta en la nota de prensa que es una berlina de lujo capaz de ofrecer un consumo propio de un modelo compacto. El equipamiento es tremendamente completo y su mecánica es capaz de contentar a los más exigentes, así que no será uno de esos coches que pasan desapercibidos.

Se puede cargar en 2 horas

A diferencia de lo que sucede con los S 400 HYBRID y S 300 BlueTEC HYBRID, la batería tiene mucha más capacidad y se puede conectar a la red eléctrica recargándose en cualquier enchufe doméstico de 230 V y 13 A. Lo puede hacer por completo en 2 horas y 45 minutos, tiempo que se reduce a 2 horas exactas utilizando un dispositivo de carga rápida Wallbox de 400 V y 16 A.

S 500 PLUG-IN HYBRID 14

442 CV de potencia conjunta y un consumo ridículo

Se mueve gracias a un motor gasolina turboalimentado de seis cilindros en V que entrega 333 CV, además de un propulsor eléctrico que aporta 116 CV más. En total, la potencia conjunta es de 442 CV. No coincide con la suma de caballos de ambos motores porque entregan su potencia máxima en momentos distintos.

Lo mejor de todo es sin duda alguna su consumo medio, ya que sus 2,8 l/100 km son especialmente bajos teniendo en cuenta que es un coche muy pesado. El Porsche Panamera S E-Hybrid, con sus 416 CV, no puede bajar de los 3,1 l/100 km y acelera de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos, tres décimas más que el S 500 PLUG-IN HYBRID. El duelo de híbridos salidos de Stuttgart tiene un claro vencedor.

S 500 PLUG-IN HYBRID 24
La batería de iones de litio tiene una capacidad de 8,7 kWh. Cuando está completamente cargada, en modo eléctrico se pueden recorrer hasta 33 kilómetros alcanzando una velocidad punta de 140 km/h. En este sentido el Panamera S E-Hybrid sí que está por delante, ya que puede recorrer 36 kilómetros, aunque lo hace a una velocidad máxima de 135 km/h.

Como la batería está colocada en el maletero, éste deja de ofrecer los 510 litros de capacidad que encontramos en cualquier otra versión de la Clase S de Mercedes-Benz. Se reduce a 395 litros.

Modos de conducción y suspensión

S 500 PLUG-IN HYBRID 25
Existen cuatro modos de conducción: HYBRID (normal), E-MODE (solo el motor eléctrico), E-SAVE (reserva la carga de la batería) y CHARGE (eleva el flujo de energía para cargar la batería). Hay que destacar que el sistema híbrido trabaja conjuntamente con el sistema de navegación para reducir el consumo al máximo. Esto es posible porque de esta forma se conocen datos sobre el tipo de vía, las curvas que se aproximan o las pendientes que hay que afrontar. Todo ello respecto a los 8 kilómetros siguientes.

Desgraciadamente no equipa la suspensión MAGIC BODY CONTROL, que es capaz de adaptarse gracias a la información captada por una cámara que está alojada detrás del retrovisor central. Eso sí, no hay que sufrir porque la suspensión AIRMATIC, con muelles neumáticos y control independiente de cada muelle, se encargada de garantizar el máximo confort.

Para terminar, decir que Mercedes-Benz se ha comprometido a solucionar cualquier tipo de problema relacionado con los componentes del sistema híbrido durante los seis primeros años. Es una garantía que sin duda alguna da confianza.

Mercedes-Benz,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *