Los 10 coches más vendidos del mundo en el 2013


El mundo no inspira y expira al mismo tiempo en sincronía automovilística. Dentro de cada país que hay en cada continente, se produce una disparidad tremenda en cuanto a preferencias del público y modelos más aceptados. Hay que añadir que, en ese ritmo particular con el que respira cada nación, unas se encuentran en crecimiento de ventas, otras se mantienen y otras bajan. Por poner un ejemplo, en Estados Unidos ha sido el mejor año desde el 2006, mientras que en el Reino Unido en el 2012 todo eran palmadas en el hombro y en este recién enterrado 2013 sólo caras largas en los despachos.

Un hecho sumamente relevante es que no significa nada que una marca venda mucho un modelo si el resto de su oferta no tiene demanda alguna. Otro ejemplo: la gigantesca pick-up RAM de Dodge o el Chevrolet Cruze están en el Top 10 de los USA. Aún sí, Dodge, dentro del grupo Chrysler, se encuentra en coma profundo después de la absorción total del coloso de Detroit por parte del grupo Fiat. Y en Europa, Chevrolet va a batirse en retirada en el 2016 y desaparecerá.

Sea como sea, la asesora automovilística más grande, LMC Automotive, que se dedica a hacer predicciones de qué coches se van a vender y cuáles no para que las marcas luego planifiquen sus estrategias de producto, ha hecho ya su resumen de los modelos más vendidos del mundo. Que no lo veas en España no significa que no vayas a tropezarte en cada esquina con ese coche como vayas de viaje a otro país.

Vamos con el ranking, del 10 al 1, y veamos qué coche, a pesar de todas las diferencias culturales, económicas y coyunturales, ha convencido al planeta entero. Siempre según lo números de LMC Automotive, hay que subrayar esto. Porque con los números, igual que con el sexo, cada uno hace lo que le place.


Bonito y resolutivo utilitario. Gama profusa donde elegir, incluso con una preciosa edición WRC para calle.


Único SUV en este ranking y es japonés. Se lo debe en buena parte al cambio bastante radical de su última carrocería.


Otro utilitario igual de bonito y resolutivo que el Polo, con su secreto en la variedad de motores y acabados. Los precios son más accesibles en este caso, de ahí que haya salido mejor parado en la lista.


La buena receta del grupo VAG sigue vigente. Sólo hay que contrastar prestaciones entre su diesel GTD y su gasolina GTI.


Es la berlina media, en el segmento D, más exitosa. Tropecientas generaciones avalan al “Mondeo” de Toyota.


Nos queda un año para asistir a la génesis de su siguiente generación, pero con el siniestro plan de GM no sé si llegaremos a verla en Europa. Sería una auténtica tragedia.


Versión sedán del i30. Si en España no ha dado la cara es porque sólo se comercializa con un único motor, y no es precisamente el bloque propulsor más rutilante de Hyundai-KIA aunque tenga un precio competitivo. En otros países cuenta incluso con una carrocería coupé de tres puertas llena de gracia.


La derivación de tres volúmenes del Golf se ha vendido incluso más que el hatchback. Especial mención a su variante híbrida.


El coche más vendido de la historia parece que seguirá defendiendo el podio aunque haya quedado sólo su carrocería de sedán compacto. Más elegante en su versión europea que en la americana según mi parecer, e imbatible en fiabilidad. También con la receta mágica híbrida HSD de Toyota.


En versión hatchback, en familiar y en cuatro puertas… Vencedor absoluto por segundo año consecutivo. Hoy por hoy, es la peor pesadilla de Volkswagen.

¿Conclusiones?

Enfoquemos sobre cinco cuestiones esenciales. La primera es que la lista del 2012 y la del 2013 son casi un calco. La segunda es que este año ha sido muy benévolo con Volkswagen y Ford. La tercera es que han predominado los utilitarios y los compactos (sólo un SUV japonés de Honda se ha colado en la lista). La cuarta, dentro de los compactos, los reyes siguen siendo los sedanes. La quinta y última cuestión más destacable es que finalmente los coreanos se miden cara a cara con los grandes fabricantes, aunque de momento sólo hayan colocado un modelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *