General Motors mueve ficha: Chevrolet desaparecerá de Europa


Queriéndolo o sin quererlo, los estadounidenses se han convertido en los grandes protagonistas de este jueves 5 de diciembre de 2013. Primero ha sido Ford la que ha dado un puñetazo en la mesa presentando las primeras imágenes oficiales del nuevo Mustang, el que por primera vez se comercializará en Europa después de 50 años de vida.

Ahora es General Motors la que ha decidido alzar la voz, pero esta vez no para presentarnos un modelo nuevo. Es para hablar de un cambio de estrategia que no es un cambio cualquiera. Chevrolet desaparecerá de Europa y Cadillac tendrá más presencia. Todo ello, eso sí, a partir de 2016.

Opel o Chevrolet, esa era la cuestión

Los directivos del gigante estadounidense se han cansado del canibalismo entre Opel y Chevrolet. Solo podía quedar uno, y se va a quedar el que más tiempo lleva en el mercado europeo, el que más coches vende hoy por hoy. Eso de competir en hasta cuatro segmentos no es demasiado sano, o al menos eso es lo que piensan los encargados de tomar esta decisión que supone un cambio de rumbo de 180 grados. Eso y una pérdida de tiempo y dinero para ganarse un puesto en el mercado europeo a través de la compra de la surcoreana Daewoo.


No ha sido una decisión fácil, entre otras cosas porque van a pagar 452 millones de euros al Manchester United para que luzca “Chevrolet” en sus camisetas desde la temporada 2014/2015 hasta la 2021/2022. El acuerdo se cerró y se hizo oficial durante el pasado verano y desconozco si existe la posibilidad de romperlo sin que la indemnización sea muy dolorosa. De no poder romperlo, será una inversión inútil, ya que el Manchester United vende la mayoría de sus camisetas en Europa. Aunque igual pueden cambiar “Chevrolet” por “Opel” y todo arreglado, quién sabe.

Digo lo de Opel porque va a ser la marca generalista en la que General Motors va a centrar todos sus esfuerzo en Europa. En el Reino Unido, como es lógico, seguirá siendo Vauxhall la que ensamblará las piezas de los modelos de la firma alemana que posee GM. Así se asegurarán de vender todos los modelos posibles sin que haya otra marca de la casa haciendo sombra. Quieren frenar la sangría que ha provocado pérdidas ininterrumpidas en Opel durante los últimos 14 años, que se dice pronto. Al final se han echado para atrás con lo de convertir Opel en una marca premium.


Lo más trágico es todo lo que nos vamos a perder. Me refiero a los Aveo, Cruze, Orlando, Trax… Coches que se habían ganado el cariño de los europeos y que dejarán de estar disponibles. No sé si eso se traducirá en una ampliación de la familia Opel, pero si os soy sincero lo dudo mucho. Los únicos Chevrolet que se seguirán comercializando serán los más caros, los que se venden sin canibalismo de por medio. Me refiero al Corvette y al Camaro. Menos mal.

Cadillac buscará a los clientes europeos con mayor poder adquisitivo


La pérdida de protagonismo de Chevrolet no significa que General Motors haya perdido todas sus esperanzas en el mercado europeo. Ahora tratarán de competir con marcas premium como Infiniti o Lexus a través de Cadillac, que como sabéis se ha convertido en una de las marcas más asentadas al otro lado del charco. Así es como tratarán de camelar a los políticos de turno, a los Urdangarines y a la gente honrada que se gana muy bien la vida.

Confían en el poderío de la marca para triunfar en el viejo continente, así que próximamente seremos testigos de una oleada de publicidad que nos dará a conocer lo maravilloso que puede ser conducir un Cadillac. Seguramente traerán modelos como el CTS Coupé, el ATS Sedán o el imponente Escalade. Veremos cómo aplican el tipo de cambio dólar-euro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *