Infiniti Q30 Concept, el segundo coche made in Vettel


La división de lujo de Nissan se encuentra en pleno proceso de expansión, como pulmones hinchándose al inhalar hasta el tope. Alentados por buenos resultados en Estados Unidos y los consabidos mercados emergentes, están a la zaga de los fabricantes de coches caros que más venden. Además de la calidad exquisita japonesa, están encarando un período con productos con mucha más mordiente.

En el Salón de Frankfurt, en septiembre, veremos este dibujo trasladado a la realidad. Es la primera incursión de la marca en los coches más vendidos: los compactos. Las declaraciones de Johan Nysschen, presidente de la compañía, no se prestan a ambigüedades.

Ya tienen clientes con muchísimo dinero dispuestos a comprar sus SUV, sus coupés gigantes y sus súper sedanes. Ahora quieren a gente que también tenga dinero, aunque no tanto. Es decir, compradores de A3, Serie 1 y Clase A. Gente de bolsillo holgado o que esté dispuesta a comer sopas de sobre durante siete años con tal de pagar la cuota mensual del préstamo y aparentar.

Infiniti ha dejado que Lexus tanteara primero el terreno con el CT-220h, y viendo que en determinados mercados el planteamiento está haciéndose hueco poco a poco, decide apostar por fin. Lo que se desvelará es si la estrategia se basa en una revolución mecánica única, como el híbrido compacto de Lexus, o si se meten a lo seguro igual que con el Q50: superpotencia en gasolina -aunque cuente con hibridación- y diesel.

Vettel, el chico del dedito

Gracias al complejo puente entre Nissan-Renault-Infiniti-Red Bull, el piloto alemán, Sebastian Vettel, ya se comprometió un año atrás a trabajar con los ingenieros para poner a punto la última delicia de Infiniti, el Q50. El coche ya estaba planteado y listo para producción, pero el marketing de Infiniti promulga que fue el chico del dedito quien estuvo algunos meses asesorando y conduciendo tests para que el Q50 tuviera un paso por curva de coche de carreras.

Ahora, la marca dice que Vettel tiene el cargo honorífico de “Performance Director”. Se ha involucrado en el compacto desde el primer momento para que el rendimiento del Q30 no tenga parangón cuando llegue el momento. En París veremos el primer anticipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *