Hyundai i30 2015: turbo, caballos, deportividad

hyundaii3020155
Cambio total de rostro para el compacto con solo dos años en el mercado. Hyundai se pone coqueta y agresiva; le sienta muy bien la reconstrucción al i30 y la primera incursión de la marca en los hatchback tres puertas. El restyling del i30 se despliega en los primeros compases del 2015 y, ahora sí, definitivamente es una máquina madurada y competitiva.

Traigo la galería de fotos oficiales y datos sobre especificaciones de motor, aún a la espera de ver qué tal luce el reworking en el cuerpo más polivalente y familiar i30 CW.

La caja de cambios para empezar

hyundaii3020153
La opción de una transmisión automática deja la tecnología del convertidor de par. Hyundai implementa su DCT, las cajas de doble embrague. Sobre el papel y a falta de que en Motor a Fondo se pueda comprobar de primera mano, esto significa mejor gestión del combustible y mejor gestión del pedal del acelerador. La respuesta a la demanda de energía debiera ser más inmediata.

Prácticamente toda la oferta del i30 es acoplable al DCT automático, tanto en diesel como en gasolina. Únicamente el motor más pequeño, el 1.4 litros de gasolina, se queda sin acceder a esta tecnología.

Vamos con los motores

hyundaii30201514
El 1.4 litros aludido, acotado a seis marchas manuales, es un propulsor Kappa (antes era de la familia Gamma), al que le han bajado casi quince kilos de peso y cuyas actualizaciones internas le permiten aprobar las restricciones de la normativa Euro 6.

Los familiarizados con la casa ya conocen que en la división de los 95 octanos juegan con el 1.4 (100 CV) y con el 1.6 GDi (120 CV). Ambos son atmosféricos y de rendimiento ponderado, en un balanceo entre buen consumo y potencia correcta; el 120 CV asimismo cumple la Euro 6. Pero al que busque sensaciones más espirituosas se le abre una ventana con un bloque que los coreanos llevan corrigiendo y perfeccionando desde el 2011, cuando lo estrenaron con el Veloster: el turbo 1.6 T-GDi.

Mientras que en el Kia pro_Cee’d de tres puertas eroga 204 CV, tanto en el Veloster como en el i30, Hyundai lo mantiene en 184 CV. Diferencia pírrica y anecdótica a efectos prácticos. El plus que aporta el i30 es que el motor turbo va también con las cinco puertas, no solo con el coupé.

Dentro del diesel, aún usando la base original del 1.6 CRDi, el restyling llega con algo más de brío: el escalón de 110 CV se mantiene, pero el de 128 pasa a certificar 136 CV.

Un gasóleo más pequeño, el 1.4 CRDi sigue constando en la lista con los mismos 90 CV que hasta ahora, pero en el momento de publicar este artículo, todavía no puedo confirmar si se mantendrá su distribución en el mercado español. En cuanto posea el listado de precios y acabados estaré en disposición de detallarlo.

Ahorrando combustible

hyundaii3020154
El i30 dispondrá del mecanismo de arranque y parada automática del motor, siglas ISG en Hyundai. Y buscando la optimización de la última gota de carburante, se implementa una parrilla activa, es decir, que la entrada de aire en el morro del coche se abre o cierra para variar la fricción del viento con unas aletas móviles o ‘flaps’, como gustan de decir los connossiseurs y eruditos de los coches de carreras.

Precios, vertebración de acabados y ‘extras’, promociones de lanzamiento e imágenes de la carrocería familiar será lo siguiente que publique sobre el refrescado i30.

Creo que también te va a gustar el i20 Coupé:

Hyundai i20 Coupé 2015, presentación oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *