Volkswagen Golf GTI Mark VII, la previa al Salón de Ginebra


A muy poquitas semanas del certamen donde se desvelarán todas las variantes del Golf VII, tenemos confirmadas las especificaciones y las fotos finales de la configuración de la carrocería del GTI. Lo más remarcable es que Volkswagen ha abandonado la guerra de los caballos, visto que Renault, Opel o Ford, simplemente, se escapan. Han decidido que el Golf GTI siga siendo exactamente el mismo Golf GTI, y que si alguien quiere más dopamina, que se espere un par de años más y se enchufe el Golf R.

Una vez, el director de Porsche, Mattias Mueller, dijo que el 911 apenas había cambiado en toda su historia porque, cuando algo funciona, mejor no fastidiarlo. Como después del Salón de Ginebra el GTI saldrá a la venta (probablemente en mayo), veremos si esta filosofía le vale para seguir manteniendo el nivel de ventas y de aceptación del público. En mi opinión, los “golfistas” seguirán siendo “golfistas”, porque, aunque no tenga mucho que ofrecer como novedad, lo que es seguro es que no les va a defraudar.

Dos GTI

Lo que no termino de encajar muy bien es que Volkswagen haya confirmado que escalonará en dos versiones el GTI. Ahora las siglas ya no hacen mención a un coche, sino a una suerte de sub-gama que se bifurca en dos variantes.

Por un lado, la actualización del 2.0 TSI se presenta con 220 CV y un 18% de mejora en consumos y emisiones con respecto al Golf VI. Pero se podrá pedir con una potenciación a 230 CV. Sólo son diez más, pero con ellos justifican la inclusión de un diferencial de distribución de par y frenos ventilados y más grandes en las cuatro ruedas ¿Por qué no dejar esta última configuración como única y definitiva? ¿Por qué habrá un GTI con soluciones de ingeniería más limitadas que el otro? Asumo que es por despertar el monstruo de la mezquina codicia que todos tenemos dentro, más o menos domesticado; para que el comprador pueda decir “yo tengo el bueno, el tuyo es el normal.”

Ambos podrán pedirse con cambio manual o DSG, siempre de seis marchas. Las llantas normales serán las “Brooklin” de 17 pulgadas con gomas de 225/45, que son bastante distintas a las que nos habían enseñado en las primeras fotos oficiales. No me gustan ni las unas ni las otras, pero ya dije en su momento que sería cuestión de acostumbrase a verlas.

Tres colores disponibles: rojo tornado, negro o blanco puro. Ahora, a esperar los precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *