SEAT Martorell a vista de pájaro

SEATmartorell1
Lo fascinante de montar cámaras en drones radiocontrolados es que puedes entrar y salir de los sitios y ver las cosas desde donde nadie las puede ver. La fábrica de Martorell parece el apartamento de ‘Skynet’; con sus tentáculos mecánicos trajinando piezas y cañones de pintura, montando Terminators modelo T-1000 con el careto de Arnold Schwarzenegger.

El último vídeo de SEAT es una Guía del Autoestopista Galáctico, sci-fi tipo Fringe y momentos Transformers. Algo de 3D y ver un Cupra-Autobot repartiendo tortazos ya hubiera sido A-W-E-S-O-M-E total.

SEAT hoy

SEATmartorell4
Si te vas a la web oficial para configurarte coches a tu gusto, un pasatiempo morboso o una adicción que admito públicamente, verás que el catálogo se vertebra sobre seis modelos.

Hecho de menos algunos nichos con fantasía, como un roadster biplaza inspirado en un 600 o una gran berlina híbrida con tracción integral, pero básicamente SEAT hace vehículos que se acomodan a los gustos, bolsillos y necesidades de la entera especie homínida. Cierto es que ha de llegar más pronto que tarde un 100% SUV para acallar esa suerte de furor estético offroad. Y cierto que me dolió el deceso del Exeo. Aún así, con seis nombres propios, desde Mii hasta Alhambra, SEAT saca algo más de una docena de carrocerías para motorizar y configurar al gusto.

Y de toda la diáspora SEAT, los Ibiza, los León y los Altea se montan en Martorell. Entre variantes SC, ST y XL, eso son unos cuantos coches. A ratos libres, también hay tiempo para despachar Audi Q3 y el cero emisiones Altea XL Electric Ecomotive. Las campas donde hacen cola el acervo de vehículos terminados a la espera de que se los lleven a ver mundo, las naves con miles de robots y las zonas de test necesitan bastante espacio; en concreto lo que ocupan 400 estadios de fútbol.

SEATmartorell3

El vídeo

Pasa volando y es bastante sexy que un fabricante haga exhibicionismo y te deje ejercer tu fetiche voayeur. Con ropa, sin ropa, dentro, por fuera: modo GOD activado en el videojuego…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *