Restyling Lexus CT 200h 2014, un paso antes de la revolución total


Desde mediados de octubre del año pasado que Lexus ha estado moviendo hilos entre sombras. Primero anunciaron que su berlina pequeña haría morder el polvo a los alemanes a través de la hibridación. Así ha llegado el IS 300H, del que hemos hecho consignables informes y del que podéis consultar precios por sus 223 CV electrificados.

Los países latinos todavía estamos en un impass de indecisión con respecto a lo japonés y lo híbrido, pero que se lo digan a los americanos, sobre todo cuando los análisis de Consumers Reports están reblandeciendo la dudosa áurea de fiabilidad germana y no hay manera de colarles la pantomima del diesel.

El siguiente paso es repetir la operación con el compacto. La revolución está fechada para el 2016, y lo comentaremos más adelante. Antes de eso, veamos el mayor restyling que ha recibido el CT 200h desde que su lanzamiento en el 2010.

La semana que viene tenemos dos salones del automóvil harto conocidos al mismo tiempo: el de Los Angeles y el de Tokio. Pero también hay un tercero que se añade a estas fechas, el China’s Guangzhou Auto Show. Y estratégicamente Lexus presenta la actualización del compacto híbrido ahí, en China…

Como ya se sabe, el CT 200-h es un gemelo del Auris HSD, pero es el que roza la excelencia en cuanto a refinamiento, equipamiento y acabados. Los precios son Audi-Mercedes-BMW, están en la gama fuerte. Pero Lexus no juega a los trileros con los kits opcionales. El coche viene con todo desde su versión más básica. Ni mejor ni peor, pero es una política distinta.

Lo único que se le ha criticado es que el rendimiento sea de 134 CV (136 CV, según donde lo consultes). La mayoría de mortales tienen suficientes con eso, pero entiendo que haya quien guste de mayor potencia olvidándose de los consumos o emisiones. En el 2016 eso va a girar 180 grados, y es de cajón que igualará los 223 CV de la berlina.

Novedades en el modelo 2014

En este restyling 2014 se comenta un ajuste del tren de potencia combinada gasolina-electricidad, pero no se especifica si es para reducir aún más la necesidad de combustible y optimizar las baterías, o si está enfocado a subir ligeramente la performance del coche.

El mayor cambio, ya lo veis, está en el frontal o parrilla, que se ha estrenado en el IS 300h y que Lexus denomina “Spindle Grill”. Es una etiqueta de traducción ambigua y notablemente vaga, pues no significa nada concreto. Según ellos, cuando miras la parrilla frontalmente y agachado, las formas recuerdan a un “eje” o a un tornillo de tipo “husillo”. La verdad es que Spindle Grill no es un nombre que excite mucho dentro de los parámetros publicitarios.

A mi modo de ver, la forma en que la plancha que rodea a los faros se mete dentro de la rejilla me recuerda más a una equis. “X-Grille” es como lo hubiera llamado yo si me hubiesen pedido opinión. Pero me suena que ya está utilizado por otra marca… No estoy seguro…

La parte de la zaga es mucho más horizontal, también acercándose un poco a la del Toyota Auris. Es un cumplido, no una crítica. La semana que viene veremos qué más equipamiento interior han introducido. Me parece difícil de superar la última edición limitada Hybrid Plus del actual CT 200h, pero quién sabe.

En el 2016 veremos, a parte de una evolución de plataforma y de mecánica, una multiplicación de carrocerías, de la que ya se ha asegurado una sedán de cuatro puertas. Con el Mercedes CLA, el Audi A3 sedán, el BMW Serie 2 y todo el alboroto mediático del “efecto sedán”, el CT 200h generación 2 no puede quedarse fuera de esta liga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *