Renault tiene problemas para vender el ZOE en España

Renault ZOE
Renault es probablemente la marca europea que más ha apostado por los vehículos eléctricos. Su oferta está formada por el Twizy, el ZOE, el Kangoo Z.E. y el Fluence Z.E. Cuatro modelos que no están arrasando, pero que sirven para sentar las bases de la movilidad sostenible, esa que todas las marcas deberán impulsar con el paso de los años.

El ZOE se está vendiendo en cuentagotas este año. Para que os hagáis una idea de lo poco solicitado que está, en España solo se ha vendido una unidad durante los dos primeros meses de 2014. La persona que se lo compró debe pensar que tiene un coche muy exclusivo.

Desde 13.650 € con ayudas

Su precio de venta recomendado es de 21.250 €, una cantidad a la que hay que restar las ayudas del Gobierno y la posibilidad de acogerse al Plan PIVE. Con ambas cosas te puede salir por 13.650 €, pero luego debes sumar los 79 € mensuales del alquiler de la batería.

Renault ZOE interior
La firma francesa pensó que con el alquiler de la batería los clientes abarrotarían los concesionarios para hacerse con un ZOE. Sin embargo, uno ya tiene bastante con pagar la hipoteca y otros recibos mensuales, así que no está por la labor de sumar el recibo de la batería.

182 unidades vendidas en 2013

Es precisamente eso lo que confunde y tira para atrás a los compradores, aunque el año pasado se vendieron 182 unidades del ZOE en poco más de medio año, lo cual no está nada mal si lo comparamos con el Nissan LEAF, su principal competidor. El eléctrico más vendido en España matriculó 263 unidades en 2013 con un precio más elevado.

Renault ZOE cargando
Renault te obliga a alquilar la batería, lo que le permite ofrecer un precio más competitivo de entrada. Además, te dicen que si tu batería no funciona o se desgasta te la cambian por otra gratuitamente. Es una buena noticia en términos de mantenimiento, pero no hay que olvidar que estás sujeto a una cuota de 79 € mensuales.

Si no pagas, no funciona

Para evitar problemas con los morosos, en el contrato de compra han incluido una cláusula que les permite impedir que el ZOE se cargue si no pagas. Han instalado un gestor digital de los derechos sobre las baterías (DRM) y pueden cortarte el grifo si no cumples con tus obligaciones. Y lo peor de todo no es eso, sino que es imposible cambiar el suministrador de baterías aunque estés fuera de garantía. Es lo más parecido a obligarte a repostar en una determinada gasolinera para que tu coche se mueva, pero es lo que aceptas en el momento de comprar un ZOE.

Próximamente, más autonomía

Para terminar, decir que ahora mismo están trabajando en un incremento de la autonomía. Ahora mismo puede recorrer hasta 210 kilómetros sin problema, pero quieren aumentar esa cifra hasta los 300 kilómetros. Sería una gran noticia si eso no conlleva una subida de su precio de venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *