Nuevo BMW X4


Serie 2, Serie 4, Serie 4 Gran Coupé y ahora el X4. Exceptuando el restyling del crossover X3, BMW parece estar más preocupada este año por duplicar modelos ya existentes y captar clientela de mayor poder adquisitivo que vaya a pagar 2.000€ o 3.000€ extra por unas carrocerías más deportivas.

Si nadie falta a su palabra, el X4 estará a la venta a partir de octubre. Aún faltan unos meses, pero ya lo conocemos a fondo…

Igual que el X6, el nuevo X4 encaja en el concepto inventado por BMW de “Sports Activity Coupé”. Viene siendo un eufemismo para describir a un vehículo con mayor potencia de motor, aspecto más gruñón pero inútil fuera de una autopista. Y para pagar unas tandas en un circuito, se me ocurren varios modelos más satisfactorios dentro de la misma BMW. Pero el público manda, porque hay suficientes ventas de X6 como para hacer ahora uno más pequeño.

El X4 sale de la plataforma F25 que sostiene al X3. Su tecnología es pareja aunque el comportamiento o performance está impelido a obtener mejor manejo a velocidades altas. En comparación al X3, el “Sport Activity Coupé” es un poco más largo, más bajo y más estrecho.

Músculo

El dibujo del X4 es sensato a lo que BMW está haciendo a las siluetas de los vehículos últimamente. Los flancos están más trabajados, con muchos más pliegues y relieves. La sensación es que primero le dejan caer encima la chapa, y luego la van pellizcando. Los diseñadores quieren añadir musculatura, pero habría que repasar bien los pasos del flujo de aire sobre tantas convexidades y concavidades.

En la relación conductor-máquina, en los sistemas de seguridad de conducción y en las soluciones de eficiencia, el X4 equipa lo mismo que la Serie 4. ConnectedDrive y EfficientDynamics ya les son muy familiares a los clientes de la marca.

Así que encontramos las mismas contradicciones de siempre: por una parte hay un Head-Up Display a color que nos da información sobre el cristal del parabrisas para no apartar la atención de la calzada, pero luego hay una aplicación para seguir el Twitter en el coche.

E igual que en el Serie 4, me gustaría resaltar que con el cambio automático Steptronic se puede circular por inercia o “a vela”, desconectando el motor a momentos que la velocidad es sostenida. Junto al Start&Stop de todas las variantes, es un sistema complementario de ahorro de combustible que puede librarnos de alguna décima de litro.

Se ofrecerán tres motores TwinTurbo de gasolina y tres motores diesel Euro 6

De 4 o de 6 cilindros, todos están sujetos a la tracción total, al menos en la primera embestida comercial. Y, al mismo tiempo, todos están presentes en la oferta de la berlina Serie 3 y en la grandísima mayoría de coches BMW.

El que merece más atención por su reprogramación es el incombustible diesel de cuatro cilindros y 2.000 centímetros cúbicos, el 20d, que pasa de los 184 CV a los 190 CV. El restyling del X3 y el nuevo X4 son los que lo llevan por primera vez, pero la actualización terminará por copar el catálogo completo de BMW.

Si eres un inveterado seguidor de BMW, la lista final no te depara ninguna sorpresa:

Gasolina

– xDrive20i 184 CV
– xDrive28i 245 CV
– xDrive35i 306 CV

Diesel

– xDrive20d 190 CV
– xDrive30d 258 CV
– xDrive35d 313 CV

Seguimos esperando la lista de precios del restyling del X3 y, por descontado, la del nuevo X4. Cuando sepamos dónde sitúa el listón BMW os lo haremos saber. Por ahora, aquí están todas las fotos oficiales.

Si queréis saber más sobre el X3 que está apunto de llegar, podéis consultar este artículo:

– BMW X3 2014, RESTYLING CON CAMBIO DE MOTORES DIESEL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *