Mercedes SLS AMG Black Series: 622 CV para volar


El “alas de gaviota” podrá volar como nunca, más que nada porque a partir de ahora contará con 622 CV de potencia para su versión más radical. Estamos hablando del Mercedes SLS AMG Black Series, un superdeportivo que todos querríamos tener aparcado en el garaje de casa.

Sin lugar a dudas es el SLS AMG más exclusivo de todos, el que puede ofrecer mejores prestaciones. Unos pocos afortunados tendrán la suerte de comprobarlo en primera persona a partir de junio de 2013, que será cuando la firma alemana empiece a comercializarlo en sus concesionarios más lujosos.

Menos peso y más potencia para la bestia

Una estricta dieta le ha servido para perder peso. Para que os hagáis una idea, cambiando sus dos salidas dobles de escape ya han ahorrado 13 kilos, ya que para ello han empleado titanio. A eso hay que sumarle un nuevo splitter, aletines en el frontal y en la zaga, un nuevo difusor y un alerón que parece más de competición que de calle. Evidentemente, todos estos elementos han sido fabricados con fibra de carbono para reducir el peso al máximo. Éste es de tan solo 1.550 kilos, 70 menos que el SLS AMG “normal”.

El splitter delantero y el alerón posterior le han permitido ganar aerodinámica. Pero los cambios no solo se aprecian en el exterior, sino que también hay que hablar de lo que han modificado por dentro. El volante y el habitáculo cuentan con varias inserciones de fibra de carbono, material que se mezcla con la Alcántara de los nuevos asientos deportivos para darle un toque sublime a sus acabados.

Prestaciones que quitan el hipo a cualquiera

Su motor es un V8 de 6.2 litros que entrega 622 CV de potencia (571 son los que entrega el SLS original) y 648 Nm de par máximo (superando los 634 Nm del SLS original). Por ello no es de extrañar que pueda pasar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos (dos décimas más rápido que el SLS original) hasta alcanzar una velocidad punta de 315 km/h. El consumo, que para estos coches es lo de menos, se sitúa en 13,7 l/100 km, mientras que las emisiones son de 321 g/km de CO2, como para echarse las manos a la cabeza…

Su precio es una incógnita, pero lo que está claro es que superará los 221.443 euros del SLS AMG Coupé y los 241.844 euros del SLS AMG Roadster.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *