CT200h Edición Limitada Aniversario: el factor Lexus


Un año cumple el primer compacto de Lexus. Dentro del círculo de compradores de compactos premium, no termino de entender por qué el CT200h no se vende como churros. Es guapo, con ese estilo de calandra tan “IS”. Es dinámico porque su plataforma y sus ajustes lo permiten. Es ahorrador, porque su sistema HSD y sus 136 CV son heredados del Prius. Es distino, porque no lo tiene ni tu vecino, ni tu jefe, ni el idiota del novio de tu ex. Y con los detallitos que le han puesto a esta edición limitada, también es un caramelo.

Para que un coche sea deportivo no hacen falta 200 CV, no nos equivoquemos. Lo que que hace falta es que el coche esté bien balanceado, que se agarre al suelo y que responda al volante. Un Mazda MX-5 te hace vibrar precisamente por eso, por el goce que produce al ponerlo sobre carreteras secundarias.

El Performance Damper

Y eso es exactamente lo que hace el Lexus CT-200h. En esta edición limitada hay un invento llamado Performance Damper. Esto son unas barras horizontales que unen las suspensiones de cada lado; rueda derecha delantera con rueda izquierda delantera. Y lo mismo con las ruedas de atrás. En el centro de esta barra hay un amortiguador desarrollado por Yamaha. Lo podéis ver en la imagen.


Con esto, los balanceos de carrocería quedan anulados y se abre la puerta al disfrute puro y duro de enlazar curvas.

Ahora, además, le han bajado un pelín la carrocería y le han puesto unas lustrosas llantas de 17” que pueden ser negras o blancas. Se puede pedir en azul o en blanco metalizado, pero yo creo que la combinación de las llantas negras con la carrocería blanca es la más bonita.


Cuando abres las puertas, unos pequeños LED iluminan los pasos de las puertas. Una delicatessen para cuando cae el sol y vamos a subirnos en él. Asientos de Alcántara, inserciones de fibra de carbono en el cuadro y en los paneles de las puertas… Cuando seleccionas el modo SPORT, la iluminación se vuelve roja y donde estaba el indicador de energía aparece un cuentarrevoluciones que llega a las 7.000 vueltas. Es el refinamiento que se espera de un Lexus; es, de hecho, el factor Lexus, lo que no tienen los demás.

Olvida las cifras de aceleración, quita de tu mente las velocidades punta. Este coche no va de eso. Es para que disfrutes conduciendo, con una sensación de control absoluto en los pasos por curva, mientras sabes que consumes 3,7 litros a los cien y que emites 87 g/km de CO2. El factor Lexus es un camino distinto. Hay sólo 200 unidades en España de esta edición Aniversario y su precio son 27.275€.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *