Lamborghini Gallardo de 1.800 CV escupiendo fuego como un dragón

Lamborghini Gallardo naranja
No es Smaug, el dragón que aparece en la trilogía de El Hobbit (y que por cierto no da ni una). Aunque a juzgar por el fuego que desprende podríamos pensar que sí lo es. El Lamborghini Gallardo que aparece en el siguiente vídeo está a punto de morir achicharrado, pero por suerte varios trabajadores estaban con los extintores a punto y evitaron su propagación. Sabían lo que podía pasar. ¿Por qué?

Sobredosis de potencia

Pues porque circular con un Gallardo preparado para entregar 1.800 CV de potencia tiene sus inconvenientes. Le puedes meter mano a cualquiera en un duelo de aceleración, es verdad, pero debes asumir que su motor V10 no está preparado para todo tipo de experimentos. Si se te va la mano la puedes liar parda, como dijo aquella socorrista que se hizo tan famosa en un alarde de sinceridad.

Ocurrió en una exhibición llamada Texas Invitational. Querían batir el récord e iban por buen camino, pero el Gallardo no recorrió la distancia requerida para ello. Una lástima. En el momento del chispazo circulaba a unos 333 km/h.

Si quieres ver otro Gallardo con complejo de dragón, te recomiendo ver este otro artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *