General Motors venderá coches capaces de conectarse a Internet a partir de 2014


General Motors cree en Internet más que ninguna otra empresa del sector de la automoción. No es de extrañar teniendo en cuenta que por allí van bastante más avanzados que en Europa en términos de conexión, pero sorprende que en Japón ninguna compañía se haya convertido en la pionera a la hora de incluir Internet en sus coches.

El gigante automovilístico empezará a hacerlo a partir del segundo semestre de 2014 en Estados Unidos y en Canadá. La mayoría de los nuevos modelos vendrán equipados con acceso a Internet 4G LTE.

OnStar se encargará de la conexión

OnStar será la empresa que se encargará de ofrecer el servicio a los clientes de General Motors. Quienes no estén suscritos al servicio podrán hacerlo a través de la empresa de telecomunicaciones AT&T. Así las cosas, el presidente de General Motors, Dan Akerson, podrá cumplir un sueño que perseguía desde que llegó al fabricante de automóviles procedente de empresas del sector de la telefonía como Nextlink Communications, que más tarde se dio a conocer como XO Communications.

Costará 20 dólares al mes

En la sede de Detroit ya se frotan las manos haciendo números con los 20 dólares al mes que costará el servicio de Internet ofrecido por OnStar. Además, tampoco descartan explotar una fuente de ingresos publicitarios que puede hacerse realidad gracias al vídeo en streaming que quieren ofrecer a través de una de las aplicaciones que vendrán instaladas de serie. Los anuncios podrían mostrarse en las pantallas de los asientos traseros, algo que puede hacer que un viaje largo sea más infernal si cabe.

Algunos de vosotros diréis que lo de Internet en el coche no es ninguna novedad. En parte es verdad, pero ahora mismo todo funciona gracias a la conexión entre el coche y otros aparatos electrónicos como smartphones, portátiles o tabletas. Lo que General Motors propone es distinto. Quieren que no sea necesario utilizar la conexión de datos de los móviles. El vehículo contará con su propia tarjeta SIM y será posible crear una especie de nube para que los usuarios puedan acceder a sus contenidos estén donde estén.

Información al poder

Con el coche conectado a Internet será más fácil saber qué es lo que está pasando en la carretera (tráfico, accidentes, obras…), escuchar tu emisora de radio favorita en cualquier lugar, podremos buscar plazas de estacionamiento, restaurantes, precios del restaurante al que queremos ir, gasolineras, tiendas, etc.

Preocupan las distracciones

Todo parece ser ventajoso, aunque algunos creen que se pondrá en peligro la seguridad por culpa de las distracciones. En General Motors son conscientes de ello y es por eso que van a hacer todo lo posible para que su funcionamiento sea lo más intuitivo posible. Quieren seguir en la línea marcada por SYNC con MyFord Touch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *