Estados Unidos acusa a Fiat Chrysler de falsear emisiones

FCA-USA
Nuevo escándalo de falseo de emisiones destapado por la EPA, la agencia que se encarga de proteger el medio ambiente en Estados Unidos. Por si no hubiera suficiente con Volkswagen, que tendrá que pagar 4.300 millones de dólares para dar por zanjada la pesadilla del ‘Dieselgate‘, ahora tenemos que hablar de Fiat Chrysler Automobiles (FCA), que por lo visto hizo algo parecido para falsear las emisiones de 104.000 vehículos de gran cilindrada equipados con propulsores diésel.

Niegan las acusaciones

El grupo automovilístico italo-estadounidense ha salido al paso de las acusaciones asegurando que cumple las reglas. A pesar de ello, sus acciones se han desplomado perdiendo más de un 18% de su valor, puesto que la EPA no es un organismo cualquiera y hay serios indicios de que FCA no jugó limpio.

El dispositivo informático capaz de burlar los controles de emisiones fue instalado en pick-ups y camionetas, concretamente en los modelos Dodge Ram 1500 y Jeep Grand Cherokee que se vendieron entre 2014 y 2016. Ambos han violado la Clean Air Act porque superan los límites y en ningún momento se informó a la EPA de que incluían un software capaz de trucar las emisiones.

FCA-RAM

Quieren reunirse con Donald Trump

Sergio Marchionne no ha tardado en salir a la palestra para negar lo ocurrido, lamentando que se esté comparando el caso de FCA con el de Volkswagen. Esperan reunirse cuanto antes con el equipo de trabajo de Donald Trump, que jurará su cargo como presidente de los Estados Unidos el próximo 20 de enero.

FCA US tiene la intención de trabajar con la administración para presentar su caso y resolver este asunto de manera justa y equitativa y para asegurar a los clientes de EPA y FCA Estados Unidos que los vehículos diésel de la compañía cumplen con todos los requisitos reglamentarios aplicables.

Veremos qué sucede en los próximos días. En FCA temen que las ventas se desplomen y esperan que este caso se resuelva lo antes posible. Según Marchionne, en la empresa que dirige “no hay nadie tan loco” como para instalar un dispositivo electrónico capaz de falsear las emisiones.

Artículo recomendado: El FBI detiene a un directivo de Volkswagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *