Groupe PSA y Fiat Chrysler Automobiles llegan a un acuerdo de fusión

Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Eso es más o menos lo que habrán pensado dos gigantes de la automoción como Groupe PSA y Fiat Chrysler Automobiles, que tal y como está el patio han decidido fusionarse para ahorrar mucho dinero y no ver peligrar el futuro de sus marcas.

Se han dado un plazo de 15 meses para completar una fusión que no es precisamente sencilla, ya que estamos hablando de varios fabricantes que van fusionarse para hacerse fuertes tanto en Europa como en Norteamérica, donde ahora mismo se han dado cuenta de que hay otros gigantes como Volkswagen o Toyota que están claramente por encima.

Más beneficios y mayor presencia internacional

Los cálculos son esperanzadores, o al menos eso es lo que parece echando un vistazo a los datos de 2018. La empresa fusionada será capaz de generar unos ingresos de unos 170.000 millones de euros gracias a unas ventas anuales de unos 8,7 millones de vehículos, lo que se traduce en unos resultados de explotación de más de 11.000 millones de euros con un margen operativo del 6,6%. No semejantes cifras, normal que hayan llegado a un acuerdo.

FCA saldrá ganando en Europa, donde PSA es más fuerte, mientras que los franceses saldrán ganando en Norteamérica, donde los italo-estadounidenses están mejor posicionados. Lo que está claro es que todos saldrán ganando y que el balance de ingresos estará muy equilibrado, ya que un 46% de los ingresos provendrá de Europa y un 43% provendrá de Norteamérica.

Diego del Prado, fundador de Gascommunity, comenta: “Es muy probable que sigamos viendo fusiones como esta en los próximos años. El mercado de los automóviles está cada vez más concentrado y las sinergias entre las compañías son significativas. Sin ir más lejos, esta fusión permitirá un ahorro de más de 3.700 millones de euros. Además, la única manera de acercase a gigantes como Toyota o Volkswagen es a través del crecimiento inorgánico».

Mejoras a todos los niveles

Como es lógico, al unir conocimientos podrán avanzar más en materia de motores, vehículos y nuevas tecnologías. Podrán actualizar sus modelos con más facilidad e imagino que trazarán un plan conjunto en el que solo tendrán cabida aquellos coches que se venden bien.

¿Quién llevará la voz cantante? Pues aunque la fusión es un 50/50 en toda regla, de los 11 miembros del Consejo de Administración cinco serán designados por FCA y otros cinco serán designados por PSA, siendo el consejero delegado el undécimo miembro y procedente de PSA, ya que se trata de Carlos Tavares, actual presidente y director ejecutivo del Grupo PSA.

El domicilio fiscal de la nueva compañía, la matriz, estará en Países Bajos. Ningún accionista podrá decidir con más del 30% de los votos y Dongfeng Motor Corporation, uno de los accionistas de Groupe PSA (posee un 12,2% del accionariado), no se opondrá a esta fusión. De hecho, se rumorea que los chinos podrían vender parte de sus acciones para invertir en coches eléctricos, motivo por el cual no les preocuparía demasiado que estos dos grandes de la industria decidan caminar juntos a partir de ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *