Un ERTE afectará a los trabajadores de la fábrica de Citroën en Villaverde

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

citroen-villaverde
De entrada es difícil comprender por qué ha sucedido. El Citroën C4 Cactus se fabrica en la factoría de Villaverde y se vende en 51 países. Por ahora han matriculado más de 150.000 unidades y eso es todo un logro, pero su éxito no es suficiente. A los trabajadores del distrito madrileño les hace falta un nuevo modelo para poder funcionar sin problemas, ya que en estos momentos están por debajo del 50% de su capacidad. ¿La solución? Anunciar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para capear el temporal.

Una víctima más de la deslocalización

Lo que Peugeot-Citroën plantea no es nada nuevo para los empleados de Villaverde. Será el tercero en tres años, así que a nadie le extraña que se ponga en duda la continuidad de una fábrica que podría tener los años contados. Además, recientemente han anunciado una inversión de 557 millones de euros para levantar una planta de producción en Marruecos, donde es probable que se lleven al C4 Cactus.

La capacidad inicial de dicha planta será de 90.000 coches al año, pero tienen en mente ampliarla hasta 200.000, que es precisamente la capacidad máxima de Villaverde. Por eso la inestabilidad es máxima y hay quienes están buscando trabajo antes de verse engordando la cola del paro.

citroen-villaverde-2

Un fantasma conocido

El ERTE de 2014 afectó a 1.600 personas y propició el despido de 360, mientras que el ERTE de 2015 suspendió el trabajo durante 30 días repartidos en 15 meses. Ahora está por ver si se cargarán más puestos de empleo. Por lo pronto, sabemos que las máquinas dejarán de girar durante un máximo de 49 días en dos tramos: del 1 de octubre al 31 de diciembre y del 1 de enero de 2017 hasta 2018.

Discrepancias económicas

Los empleados quieren que Citroën les pague el 90% de su sueldo en los días en los que no se trabaje, pero los directivos de la compañía francesa solo quieren complementar el paro de los trabajadores durante los primeros 25 días hasta que el alcancen el 75%. Además, quienes no tengan derecho a cobrar la prestación total o parcial solo se embolsarán el ingreso de parte de la diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *