El Renault Sandero RS está al caer

Renault Sandero RS
Cuando hablé de él por primera vez a finales de octubre, me pregunté por qué no podríamos ver un Dacia Sandero RS más pronto que tarde. Me refería a la marca rumana porque es la que lo comercializaría en España, pero al otro lado del charco, concretamente en Brasil, es Renault la que se encarga de comercializar el Sandero.

De 1.0 a 2.0 litros

El utilitario compacto está a punto de aterrizar por esos lares con su versión más potente. Estamos hablando de un motor de 2.0 litros, que es el doble del que se está comercializando en la tierra de la samba. Allí ahora mismo se conforman con un 1.0 litros de 80 CV, pero dentro de poco podrán pedir un 2.0 litros de 150 CV.

Las comparaciones son odiosas

Es el mismo bloque que monta el Dacia Duster, aunque en ese caso estamos hablando de 143 CV. Si lo comparamos con otros modelos fabricados por Renault Sport, hay que decir que es 22 CV menos potente que el Clio RS y 50 CV menos potente que el Clio RS 200. La comparación con el Renault Mégane turbo es todavía más sangrante, ya que el compacto deportivo entrega 125 CV más y tiene un par máximo de casi el doble.

Por eso mismo lo que verás en el siguiente vídeo no es real. El Sandero RS aparece sobrepasando a un Mégane RS y a un Fluence de competición como si fuera lo más fácil del mundo, pero en realidad no es capaz de plantarles cara ni por asomo.

Cambios más allá del corazón

Los cambios van más allá de lo que tiene que ver con el motor, puesto que se habla de una suspensión más cercana al asfalto (se rumorea que hasta 15 mm) que será hasta un 20% más rígida que en el Sandero convencional. El equipo de frenos es más potente, viene con difusor trasero y una doble salida de escape en la parte izquierda, que es lo mismo que podemos apreciar en un Volkswagen Polo GTI. En el interior también veremos modificaciones en pro de su deportividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *