El primer Meriva 2014 es para un cliente suizo


Lo que tiene la economía global… Hoy ha salido calentito del horno el primer Meriva de la tercera generación en Figueruelas. Y se va de Zaragoza a Suiza.

Es de color Blanco Casablanca, lleva el nuevo propulsor diesel de GM –1.6 CDTI 136 CV– y el cliente se lo ha pedido en el acabado tope de gama, el Excellence, para que no le falte de nada.

El Meriva es un puntal para Opel en toda Europa desde el año 2003, porque dentro de los monovolúmenes pequeños nadie se las ha apañado como los de GM para conseguir semejante habitabilidad y flexibilidad. Además tiene brío suficiente en algunos motores para cargarlo hasta arriba y seguir recuperando velocidad con una suficiencia altiva.

La renovación del modelo la hemos seguido paso a paso, porque es un coche que nos gustó mucho en su segunda generación. Desde un detallado desglose de todos los cambios con respecto al Meriva II, hasta un análisis de los nuevos motores, pasando por un acercamiento a su versión bifuel con gasolina y GLP.

Hoy, en la fábrica, estaba Antonio Cobo, que es el capataz de General Motors en España. Me juego un ojo a que tenía los dedos cruzados dentro del bolsillo de la americana para que el monovolumen no se desvíe un ápice de su camino.

La virtud de la seriedad

No es un vehículo que arranque pasiones, tampoco es un creador de tendencias estéticas y, sin embargo, se ha ganado un hueco en miles de familias porque no ha tenido nunca problemas endémicos. Los japoneses han puesto eso por delante de todo desde siempre. Los fabricantes europeos se han adaptado con más o menos solvencia, porque se han dado cuenta de que el cliente no quiere un coche que se pare en el mes de agosto en la carretera entre Calasparra y Socovos, con el maletero lleno y dos niños preguntando «papá, mamá, ¿cuándo llegamos?» Ahí, el Meriva ha salido airoso.

Tampoco hay que quitarle méritos de ingeniería. Las puertas FlexDoor, la movilidad de los asientos FlexSpace y el FlexFix para transportar dos bicicletas sin engorrosas barras en el techo. A excepción de las puertas en corredizas en sentido contrario, todo eso no se le había ocurrido a nadie antes,.

Opel promete que el Meriva va a seguir siendo el Meriva. Con un vestido más actual, con algo más de potencia todavía y cumpliendo a rajatabla la Euro 6, con más dinamismo en curvas y con el IntelliLink para la simbiosis entre ocupantes y vehículo.

Si queréis saberlo todo sobre el nuevo Opel, no tenéis más que seguir los links que os he dejado o pinchar sobre estos artículos:

– Motores y gama del nuevo Opel Meriva.
– Análisis y especificaciones.
– El Opel Meriva GLP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *