Condiciones para que la DGT aumente el límite de velocidad en autovías y autopistas


Tras el fracaso de experimento de los 110 km/h, la DGT se plantea ahora incrementar el límite de velocidad tanto en autovías como en autopistas. Eso sí, por el momento no ocurrirá porque deben cumplirse una serie de condiciones para que se cambien todas las señales.

Hace escasos días se aprobó bajar el límite de velocidad en carreteras secundarias a 90 km/h, una sabia decisión teniendo en cuenta que es en ellas donde se registran la mayor cifra de accidentes mortales.

Para pasar a 130 km/h deberá reducirse la cifra de muertos en accidentes de tráfico y tendrá que mejorar la economía. Esas son las dos condiciones que María Seguí, la Directora General de Tráfico, dejó claras durante la Comisión de Seguridad Vial del Congreso que tuvo lugar ayer.

Si hacemos los deberes podremos ir más rápido

¿Os acordáis cuando de pequeño os decían que si hacíais los deberes podríais ir a jugar al parque con vuestros amigos? Pues bien, eso es más o menos lo mismo que la DGT ha querido transmitir en estos momentos. Si somos responsables y hacemos las cosas bien tendremos premio. Podremos pisar más el acelerador sin miedo a ser cazados por un radar.

Otro problema que no depende de nosotros es el de la economía. A mayor velocidad mayor consumo, algo que incrementaría las importaciones de petróleo para cubrir la mayor demanda. Eso sería negativo para nuestra balanza comercial y provocaría una salida de dinero de España todavía mayor para pagar ese petróleo. A Mariano Rajoy, que por cierto se está luciendo con su gestión de la crisis, no le gustaría nada eso.

¿Podremos circular a 130 km/h por autovías y autopistas algún día? ¿Creéis que sería una buena medida?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *