Ningún Volvo vendido a partir de 2020 superará los 180 km/h

Más de un descerebrado empezará a renegar tras conocer las intenciones de Volvo de cara al año que viene. A partir del mes de enero, la firma sueca ha asegurado que no venderá ni un solo coche que pueda superar los 180 km/h con los ajustes de fábrica.

Sabemos que uno de los puntos fuertes de Volvo es la seguridad de sus coches y es evidente que quieren avanzar todavía más en esa dirección, algo que nos quedó claro desde que presentaron el plan Vision 2020, con el que pretenden que nadie muera o sufra lesiones graves en uno de sus coches a partir de 2020.

La velocidad es mala compañera

Por los estudios que han llevado a cabo en materia de seguridad, estiman que un 25% de los accidentes mortales se producen por culpa del exceso de velocidad, así que están convencidos de que con esta medida tan innovadora van a rebajar el número de muertes anuales:

Hakan Samuelsson, mandamás de Volvo, lo tiene claro y no le asusta el qué dirán:

Gracias a nuestra investigación, sabemos dónde están las áreas problemáticas, cuando se trata de poner fin a lesiones graves y muertes en nuestros coches. Y aunque una limitación de velocidad no es una cura definitiva, vale la pena hacerlo si podemos salvar una sola vida.

Compromiso real

No es la única medida que podrían implementar próximamente, ya que también pretenden valerse de la tecnología de geolocalización y el control de crucero adaptativo para que los Volvo reduzcan la velocidad de forma automática al pasar por zonas tan sensibles como un hospital o un colegio.

En definitiva, se nota que es una de las marcas más comprometidas con la seguridad y eso es algo que deberíamos agradecer, ya que lo más importante no es llegar antes o con toda clase de lujos. Lo más importante es llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *