Citroën Concept Car Número 9, ¿quedará al final algún Citroën normal?


Los DS se están comiendo a los Citroën. Yo creo que desde la misma casa madre la cosa se les ha escapado de las manos y buena prueba es lo que la firma de los chevrones ha mostrado en París. Todo gira en torno a los DS. Un C3 Picasso ligeramente remozado y nuevas motorizaciones tricilíndricas de gasolina Pure Tech, sistemas de microhibridación para los diesel y los sedanes C4 L (mercados emergentes) y C-ELYSÉE (para Europa), y también el SUV compacto Aircross. Pero el resto es puro DS, incluso van a abrir 80 tiendas en China donde sólo se venderán modelos DS.

En París podemos ver que han ampliado la gama del DS3 añadiendo el cabrio y una versión totalmente eléctrica con 120 km de autonomía. Los DS4 y DS5 contarán con las ediciones limitadas Pure Pearl, de estilo sofisticado. El DS4 también verá ampliada su gama con una versión HDi 160 AUT6. Las cifras de ventas están marcando la tendencia, tienen mucho éxito y esto acabará por canibalizar a los Citroën “normales”. Y, si no, al tiempo…


El mayor exponente de esta nueva era DS es el Concept Car Número 9, que señala el camino preciso por donde van a transitar los futuros modelos. DS, obviamente. Hay que irse olvidando de la gama de los C tradicionales. C3, C4, C5… Irán cayendo en el grupo PSA, y se invertirán los papeles. Serán los Peugeot los que se posicionen como coches más asequibles.

Este espectacular y precioso shooting brake lleva al límite el diseño DS, mostrando un nuevo estilo de dibujar los frontales. Además es la antesala de otros 3 modelos DS que están en el horno: una berlina del segmento C Premium Sedan, un SUV y una berlina de alta gama del segmento D.

La motorización es híbrida con diesel, que es la apuesta de PSA y que ya puede encontrarse en el DS5. En modo totalmente eléctrico puede recorrer 50 km y sus prestaciones son de 295 CV y 39 g/km de CO2. Lleva también dispositivos de alta tecnología como una vista aérea para ayudar a aparcar, gracias a dos cámaras de 180 grados que van encima del coche, y un sistema de frenado automático que detecta peatones y obstáculos fijos o móviles.

Lo que os digo; Citroën será DS en cuatro días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *