Cómo llevar niños en moto


En algunos países está permitido transportar niños en moto. Sin embargo, se deben de extremar las medidas de seguridad para reducir el riesgo de accidentes para los menores en vehículos de dos ruedas.


Lo primero es conocer la legislación vigente en tu país. Consulta a partir de qué edad se permite llevar niños en una moto y bajo qué condiciones. Puedes preguntar en agencias viales, en la policía de tránsito o en estamentos oficiales. En la mayoría de países se permite a partir de los siete años; en otros, desde los doce y en algunos, desde los dieciséis. Pero en todos los casos siempre acompañados de un adulto.


Debes saber que existen asientos especiales para motos. En algunos países se exige, pero siempre es recomendable utilizarlos. Se colocan en la parte trasera e incluso están preparados para sujetar los pies de los niños.


Por otro lado no te olvides del casco: sólo compra aquellos que tengan el tamaño adecuados para la cabeza del niño y estén homologados.


Los pies deben ir apoyados en los reposapiés laterales. Si el niño no llega, deberás comprar la silla especial. En caso de no disponerla, es mejor que no suba a la moto.


No dejes que el niño vaya delante del conductor, y mucho menos de pie. Recuerda que la sujeción es esencial porque las frenadas y aceleradas en las motos suelen ser muy bruscas. Si no están bien agarrados pueden perder el equilibrio y tener un accidente en la carretera.

Obligación a pagar la multa de tráfico


Ya hemos contado las formas legales que existen para no tener que pagar una multa de tráfico. Sin embargo, en algunos casos es imposible librarse de pagar las sanciones. No te libras de la multa si…

1. Te ponen una multa por aparcar mal.
Si firma la multa un policía municipal o un agente, su palabra prevalecerá. Por eso, sólo recurrirás con éxito estas multas si tienen defectos como un error en la matrícula del vehículo, en la ubicación del lugar de la sanción, o el agente no ratifica su versión de los hechos.

2. Dejas el coche en doble fila o en un vado.
Cuando dejas el coche estacionado en un lugar que no se puede, las posibilidades de ser multado son muy altas. En este caso sólo merece la pena recurrir por defectos de forma: error en la matrícula, en la ubicación de la señal, también puedes mirar si se indica mal el nombre de la calle o se cita donde no existe señal de prohibición.

3. Te pilla un radar
En este caso, siempre debes solicitar como prueba la foto del radar que te incrimina y comprobar que salga la fecha, la hora y la velocidad, luego que esos datos coinciden con la de la sanción que te llega, si algo está mal podrías pedir la nulidad de la multa por un error en los datos. Si en la foto aparecen dos coches, en ese caso tampoco es válida porque puedes alegar que ha sido el otro.

4. Llevas el coche en mal estado o te falta algún papel
No tener pegada en el parabrisas la pegatina de la ITV o llevar una rueda en mal estado está considerado como una sanción leve, pero en muchas ocasiones, los agentes solo advierten del hecho. En caso de sanción, se puede hacer poco, ya que prima la palabra del agente. Revisa el coche siempre antes de salir de viaje.

5. Te multan por hablar por el móvil.
Lo mejor en estos casos es negar lo sucedido y aportar pruebas como la factura del taller donde te instalaron un manos libres, entonces podrás decir que es imposible que tuvieras el móvil en la oreja que por eso tienes el manos libres en funcionamiento.

6. Si en un control de alcoholemia das positivo.
En los controles de alcoholemia los agentes deben hacerte dos test con un intervalo de al menos 10 minutos y siempre deben ofrecerte la posibilidad de realizar un tercer test de alcohol en sangre, pero si das positivo, pagarás tú los costes. Si no cumplen con el procedimiento, podrías recurrir alegando que no se respetaron tus derechos.

Cómo librarse de pagar una multa de tráfico


A falta de dinero, más multas, los Ayuntamientos esperan ganar hasta un 10% más que el pasado por este concepto. Si los impuestos no son suficientes, las sanciones de tráfico podrían ser la solución para llenar las arcas. Sin embargo, nosotros tenemos todas las claves que hay que saber para evitar pagar esas sanciones.

Nuestra recomendación es recurrir a todas las sanciones, ya sea por vía administrativa, ejecutiva, o incluso, en los tribunales si estamos seguros que somos inocentes. En cualquiera de estas vías, podemos librarnos de una multa por errores de procedimiento como prescripción, caducidad o atribución errónea.

Te puedes librar de pagar una multa si…

1. Te la comunican fuera de plazo.
La Administración tiene tres meses de plazo para comunicar al infractor las sanciones leves (las de estacionamiento limitado), seis meses para las graves (hablar por el móvil) y hasta un año para las muy graves (sobrepasar en más del 50% el límite de velocidad). Si te llegan a tu casa más tarde podrás alegar que han prescrito y no tendrás que pagarlas.

2. No te cobran la sanción a tiempo.
Tanto la DGT, como los Ayuntamientos, tienen un año, desde que la sanción es firme, para iniciar el proceso de cobro de la multa. Si no cumplen dicho plazo, ya no podrán hacerlo porque la sanción habrá prescrito.

3. Presuponen que tú eres el culpable.
Si no te pararon en el momento que cometiste la infracción y te remiten a casa, lo primero que te tiene que llegar es la solicitud de que identifiques al conductor, si no te llega dicha petición, entonces el ayuntamiento presupone que el titular del vehículo es el infractor, puedes recurrir solicitando que anulen la sanción por “atribución arbitraria de responsabilidad”.

4. La multa tiene datos incorrectos.
No olvides comprobar muy bien si en la sanción aparecen correctamente los datos de tu coche (matrícula, marca, color) y el momento y lugar exactos de la infracción. Si algo no cuadra, ya tienes la excusa perfecta para recurrirla y no pagar.

5. El agente que te puso la sanción no se ratifica en su versión.
Si te han puesto una multa, puedes recurrirla pidiendo las pruebas que te incriminan. En algunas sanciones, lo único que te inculpa es la palabra de un agente que tiene que demostrar lo que ha visto. En muchos casos, el agente no llega a ratificar su versión porque no tiene suficientes pruebas, porque no lo recuerda o no lo hace en un tiempo adecuado, entonces la multa caducará.

6. Todas las multas deben ser iguales.
Las sanciones tienen que ser las mismas para todo el mundo, siempre que hayan sido cometidas en idénticas circunstancias (por ejemplo, aparcar en doble fila), por lo tanto tienen que sancionarse con la misma multa en dinero y puntos. Si sabes de alguien que por lo mismo haya pagado menos o no le hayan quitado puntos, tienes todo el derecho a reclamar.

Seguro de auto para mujeres


Para ahorrar el máximo de dinero en el seguro de tu coche, toma nota de estos siete consejos para sacarle el máximo partido y pagar menos por el seguro de auto para mujeres.

Para comenzar debes saber que las compañías aseguradoras consideran que las mujeres tienen menos riesgo de padecer accidentes en carretera, a pesar de que dicen que conducen peor son mucho más prudentes que los varones. Lo cierto es que las estadísticas lo demuestran: solamente el 1,2% de los delitos en la Seguridad Vial son cometidos por mujeres. Por este motivo, las primas del seguro de coche para mujeres suelen ser más bajas que las de los hombres.

Algunas familias tienen por costumbre poner siempre el titular del seguro al hombre pero te recomendamos que, si vas a ser la conductora habitual de tu vehículo, lo suscribas a tu nombre. A la larga, saldrás ganando y acumularás bonificaciones.

Lo ideal es poder comparar precios y ajustarse a presupuestos, ya que la diferencia de precio puede llegar a alcanzar el 50% en muchos casos. Los comparadores online te permiten encontrar el seguro adecuado de forma rápida y fiable.

La potencia aumenta el precio del seguro. Las aseguradoras saben que cuanto más potente sea el auto más posibilidades hay de incumplir los límites de velocidad y eso supone mayor riesgo de accidente. Antes de comprar un coche piensa en qué uso le vas a dar, si lo vas a utilizar por la ciudad no es necesario un coche muy potente.

Los complementos en el coche encarecen el precio del seguro: brillantes en las ventanas, esmalte especial, alfombrillas de seda, espejos LED para retocarse, entre otros detalles femeninos que se pueden incluir en un coche. Recuerda que el coste de la póliza subirá considerablemente con cada uno de estos añadidos.

La seguridad siempre es importante y para las aseguradoras todavía más. Aparcar el coche en un garaje o añadir una alarma antirrobo puede rebajar sustancialmente el precio del seguro.

Aunque las compañías aseguradoras lo saben, ser una buena conductora tiene premio. Para ello no dar partes y evitar conductas de riesgo al volante ayuda a reducir el precio del seguro y a obtener importantes bonificaciones. Algunas compañías bonifican a las conductoras en función de los puntos que tengan en el carné de conducir. Intenta no perderlos y tu bolsillo lo agradecerá.

Cómo estacionar en espacios pequeños


Si deseas estacionar en la acera entre dos coches aparcados en batería, toma nota de estos consejos para maniobrar con comodidad en cualquier espacio, aunque sea pequeño. Recueda que la mejor forma de estacionar es en marcha atrás. Primeo obviamente encuentra el sitio en el que deseas estacionar. Cuando lo hagas, deja aproximadamente un vehículo de distancia entre el lugar que has seleccionado para estacionar y el paragolpes trasero de tu coche.

A continuación, frena y toma como punto de referencia la última línea que marca el segundo estacionamiento. Deja un poco más de medio metro de distancia entre tu vehículo y los estacionados en paralelo. Coloca la marcha atrás, asegúrate por los espejos retrovisores de que no pasa nadie por detrás. Comienza a retroceder despacio hasta que el volante de tu automóvil y la demarcación del segundo espacio, dibujada en el suelo, queden alineados, formando una línea imaginaria.

Entonces vuelve a mirar por los espejos retrovisores para cerciorarte que no hay nadie ni nada que pueda impedir en estacionamiento. Una vez que hayas alcanzado esa línea imaginaria, comienza a girar el volante por completo hacia el costado en donde se encuentra el lugar vacío. Realiza el movimiento de desplazamiento lentamente, de una forma lenta y suave para poder rectificar si no vas bien. Utiliza siempre los espejos retrovisores para controlar que estés entrando correctamente la parte trasera del coche en el espacio elegido.

Antes de que el auto quede alineado con las franjas pintadas que demarcan el estacionamiento, comienza a girar el volante suavemente con el fin de enderezar las ruedas delanteras. Calcula, aproximadamente, una vuelta y media o dos del volante para terminar de colocar el coche recto. Frena antes de tocar la pared o coche aparcado justo detrás. Coloca el freno de mano, apaga el motor y relájate. Misión cumplida. ¿Verdad que no era tan difícil? Con el tiempo verás como lo haces casi con los ojos cerrados. Todo es cuestión de práctica.

Identifica los puntos ciegos conduciendo


Siempre que realizas una maniobra con tu coche, siempre existe una zona de visión que no llegas a cubrir con los espejos retrovisores. Es fundamental que reconozcas esos puntos ciegos para que puedas evitar accidentes y conducir más tranquilo. Ten presente que el punto ciego de tu vehículo se ubica en un ángulo de 45 grados al costado, por detrás de tu hombro.

Para encontrar este punto ciego, estaciona en una calle con bastante tránsito. Presta atención cuando un vehículo se aproxime y sigue su recorrido por el espejo retrovisor. Cuando el automóvil desaparezca del área de cobertura del espejo, gira rápidamente tu cabeza para verlo. Precisamente es el punto ciego que debes tener en cuenta al conducir con tu coche, tanto si vas por ciudad como por carretera, nunca sabes por dónde te van a pasar.

La mayoría de los accidentes sucede cuando das por seguro lo que ves por los espejos retrovisores, sin embargo como has podido comprobar, hay momentos en que los espejos no se ve nada, pero existe peligro. Está pasando un coche justo por el punto que no eres capaz de ver. Por eso es importante realizar maniobras despacio, con cuidado y asegurarte varias veces de que no puedes causar ningún accidente. Todas las medidas de prevención en este sentido son buenas.

Puede suceder algo parecido con los peatones, ya que dependiendo de la posición desaparecen de la visión del conductor. Mueve tu cabeza, entonces, para cerciorarte que no haya nadie cruzando. Ajusta los espejos retrovisores para cubrir el mayor rango de visión posterior del vehículo.

Mira con frecuencia mientras conduces por los espejos para identificar quienes vienen detrás de ti. Cuando tengas que realizar una maniobra complicada, no está de más girar tu cabeza por sobre tus hombros para confirmar que no circule ningún vehículo. Al mirar para atrás cuidado no tengas un accidente por delante, un coche podría frenar inesperadamente.

Cruden Hexatech, el mejor simulador de conducción


Ahora que llegan las Navidades, te harían un gran favor regalándote el que ahora mismo está considerado como el mejor simulador de conducción con diferencia. Se llama Hexatech y está producido por la empresa Cruden B.V. Este se puede encontrar tanto en las mejores escuderías de la Fórmula 1 como en los más avanzados centros de investigación del sector de la automoción.

Más que de un juguete estamos hablando de un aparato realizado para ser utilizado por profesionales. Pilotos como Lewis Hamilton se han hecho grandes gracias a simuladores como este. Según el director comercial de Cruden, no está pensado como si fuera un videojuego con volante y pedales, está pensado para ser distribuido entre los profesionales del sector, por lo que no lo podemos encontrar en ninguna tienda de videojuegos.

El dispositivo en cuestión ocupa cerca de 7 metros cuadrados y necesita ser instalado en un techo de 3 metros de altura. Además, el suelo tiene que ser capaz de aguantar una carga de poco más de 1.000 kilogramos por metro cuadrado. Su consumo es de sólo 5 kWh.


Como se puede ver en las imágenes y el vídeo, el Hexatech cuenta con 3 pantallas de 42 pulgadas y un asiento con 6 ejes de movimiento. Este hará que podamos sentir en nuestra propia piel las fuerzas centrífugas y de aceleración. Los cinturones de seguridad incluyen tensores y el volante es un Force Feedback.
SEGUIR LEYENDO “Cruden Hexatech, el mejor simulador de conducción”

Cómo ser un mejor conductor


Prácticamente todo el mundo tiene permiso de conducir, pero realmente muy pocos son buenos conductores. Si quieres conducir tu vehículo de un modo seguro y accidentes innecesarios, te damos algunos consejos para corregir los malos hábitos al volante.

No conduzcas enganchado al coche de delante. En el caso de que frene bruscamente te será muy complicado evitar una colisión. Toma distancias para que tengas tiempo de reaccionar en caso de imprevisto. Si no quieres que el coche de atrás se pegue al tuyo, dejándolo pasar por tu izquierda.

Evita hablar por el teléfono móvil o enviar mensajes de texto mientras conduces. Lo ideal es tener instalado un dispositivo de manos libres, pero si no dispones, estaciona en algún lugar permitido y realiza tu llamada si es importante. Recuerda que un segundo de distracción puede terminar con tu vida. No te la juegues. Al volante no tomes riesgos.

Ponte siempre el cinturón de seguridad y exige que los demás que te acompañan también se lo abrochen, incluso por dentro de la ciudad. No cuesta nada y te puede salvar la vida en caso de accidente. Respeta en todo caso las luces del semáforo y las señales viales. Arranca el coche solamente cuando el semáforo que te corresponde se ponga en verde.

No conduzcas por el medio de la línea de puntos que separa los carriles. No excedas los límites de velocidad, ni vayas más despacio de lo permitido o podrías obstaculizar el tránsito. No tires basura por la ventanilla, es una falta de respeto al medio ambiente y puedes distraer a otros conductores. Respeta siempre a los peatones y no abuses de tocar indiscriminadamente la bocina (claxon).

No realices ninguna maniobra de giro sin señalizar con las luces, balizas o algún tipo de señal para avisar a los otros conductores de que vas a realizar un movimiento. Mucho cuidado cuando quieras adelantar o doblar, detenerte o cambiar de carril. Siempre utiliza los espejos retrovisores antes de realizar una maniobra. Si no miras por los espejos no te darás cuenta si pones en peligro a los demás.

Toni Bou ya es tricampeón del mundo ‘indoor’


Toni Bou (Montesa) ha vuelto a triunfar en el campeonato del mundo de Trial ‘Indoor’. Después de bordar su actuación en Bolzano (Italia), se ha vuelto a subir a lo más alto del podio para celebrar un nuevo título a falta de todavía una prueba que se disputará el próximo 14 de marzo en Madrid.

El catalán ha ganado en Sheffield y Barcelona y fue segundo en Marsella. Se trata de su tercer campeonato del mundo ‘Indoor’ que suma a los dos al aire libre que también posee. Todo un ejemplo de superioridad.

Clasificación Trial de Bolzano:

1- Toni Bou (ESP/MONTESA)
2- Adam Raga (ESP/GAS GAS)
3- Takahisha Fujinami (JAP/Montesa)

Clasificación Mundial de Trial Indoor:

1- Toni Bou (ESP/MONTESA) 30 puntos
2- Adam Raga (ESP/GAS GAS) 22 puntos
3- Albert Cabestany (ESP/SHERCO) 20 puntos