BMW X4, se desvelará en Detroit


La imagen que veis aquí es el único rendering que existe ahora mismo sobre el proyecto guardado con más recelo por BMW. Los creadores de esta imagen son los chicos de Autocar y podéis ver su página entrando en el link. Es el nuevo SUV-Coupé de BMW, mestizaje que por cierto se sacaron ellos de la manga con el X6. El concept lo podremos ver al desnudo a primeros de enero en el Salón de Detroit.

Hay dos razones básicas para que a BMW se haya decidido a hacerle un hermanito pequeño al X6. La primera es porque la era de los monstruosos SUV ya pasó, igual que la de los dinosaurios. Es pura selección natural, llegados al punto en el que estamos con el uso de combustibles fósiles. Si de algo están llenos los compraventa de vehículos de segunda mano es de Touareg, Cayenne, ML, etcétera. Demasiado caros, demasiado sedientos y prácticamente inoperantes dentro de una ciudad. Con unos costes de mantenimiento también desorbitados.

Por eso todos están haciendo miniaturas de ellos, y la que le pone los pelos de punta a BMW es el Porsche Macan, del indonesio, “Tigre”. Obviamente una versión mini del Cayenne con genética supersport que se empezará a vender a finales del 2013. La ofensiva no se anda con chiquitas y el Macan irá de los 220 a los 375 CV de gasolina. No le faltará un diesel de 190 CV ni la versión híbrida clonada de la que usa el Audi Q5.


Ya os hemos hablado de él con anterioridad en Motor a Fondo, o sea que no os viene de nuevo. Pero al final del artículo tenéis un vídeo donde lo podéis ver paseando ufano y desvergonzado, sin camuflajes y dando la cara para escarnio de BMW.

Las bazas del X4

Los bávaros enseñarán el concept del X4 muy pronto, pero van algo dormidos, ya que sus ventas arrancarán en el 2014, dándole mucho tiempo de ventaja al Macan para que se asiente en el mercado.

A su favor juega tal vez un diseño menos impersonal y la apuesta clara por las motorizaciones más bestias de la casa. El coche parte de la plataforma de la nueva generación del X3, igual que el X6 sale del X5. Ya sabemos que en la comparativa X5 vs. X6 el comportamiento está afinado de forma muy distinta aparte de las evidentes diferencias aerodinámicas. Lo mismo cabrá esperar del X4 con respecto a su hermano más cívico X3.

Habrá una versión de acceso a partir de 40.000 euros, y de ahí a la luna. Los números serán intocables porque la gama respira M por los cuatro costados. Incluso en la versión diesel, que incorporará el motor 3.0 de tres turbos y seis cilindros en línea que hoy monta el X6 M50d. La versión tope de gasolina llevará el propulsor que estrene la sexta generación del M3.

La cena está servida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *