BMW Serie 7 2019: lujoso lo mires por donde lo mires

BMW ha cumplido con nota lanzando su nuevo Serie 7, una berlina de representación que se ha convertido en uno de los principales atractivos del Salón de Detroit. Allí han exhibido su restyling con ganas de plantar cara al Audi A8 y el Mercedes-Benz Clase S, que sin duda alguna son sus dos grandes competidores.

Hay cambios estéticos, mejoras tecnológicas, un equipamiento más completo y una oferta de motorizaciones que hace que más de uno tenga ganas de que llegue la primavera, que es cuando se empezará a comercializar a precios que por ahora se desconocen.

Mejoras en la fachada

¿Qué es lo que ha cambiado que se aprecia desde fuera? Para empezar, la parrilla frontal, que ahora tiene un diseño más deportivo e imponente, en parte gracias a los riñones que incorpora, que guardan un gran parecido con el X7.

En la zaga lo que más me ha llamado la atención son los nuevos grupos ópticos, que se valen del nuevo lenguaje de diseño de la compañía para impresionar. El paragolpes también ha sido modificado, pero el cambio no es tan significativo.

Un habitáculo más cómodo que nunca

El interior del nuevo BMW Serie 7 es un espectáculo. Ya lo era antes de este restyling, y ahora se podría decir que es más completo que nunca y ofrece numerosas opciones de personalización, ya que han añadido nuevas molduras y y tapizados a la oferta. Por otra parte, podemos seguir optando por una configuración de dos asientos individuales en la fila posterior con regulación eléctrica y otras bondades que se agradecen.

El motor V12 no se toca

En lo que a motorizaciones se refiere, BMW nos ha sorprendido manteniendo el V12 de 6.6 litros, un propulsor que se vale de dos turbocompresores para entregar 585 CV en el caso de la versión M760i xDrive (antes entregaba 610 CV).

La versión de acceso es un 3.0 con seis cilindros en línea que desarrolla 340 CV y corresponde a la versión 740i, que se puede pedir con tracción trasera y con el sistema de tracción total xDrive.

La opción intermedia ofrece la misma potencia que el BMW Serie 8 Coupé: 530 CV. La culpa la tiene el motor V8 de 4.4 litros que monta, que es el que se asocia a la versión 750i xDrive.

Por último, los más comprometidos con el medio ambiente siempre están a tiempo de irse a la variante híbrida, la 745e xDrive. Entrega 400 CV de potencia y consume bastante menos que el resto, aunque por ahora no hay datos de consumo oficiales.

Es importante saber que en Europa también podremos optar a variantes turbodiésel de 3.0 litros y seis cilindros. ¿Qué potencias ofrecerán? 265, 320 y 400 CV.

El nuevo Serie 7 se podrá pedir con carrocería normal (5,08 metros de longitud) o con carrocería familiar (5,22 metros). Sea cual sea la carrocería elegida, la capacidad del maletero es de 515 litros.

Fotos del BMW Serie 7 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *