BMW Serie 1 con motor gasolina tricilíndrico: primer test


La versión de todo esto en palabras llanas es que han tomado su clásico bloque motor gasolina de seis cilindros en línea y lo han cortado por la mitad. Con respecto a lo que serían las cifras de rendimientos en el Serie 1, BMW busca una rebaja de consumos y emisiones entorno a un 10 o un 15%, con unas escalas de potencia entre los 120 CV y los 200. Tienes dos opciones si eres un fanático de la hélice, o te escandalizas, o te resignas. Antes de tomar una decisión, lo que siempre digo: sigue leyendo.

Es inevitable, porque vamos a seguir chupando petróleo por largo tiempo, pero si los fabricantes han decidido seguir evolucionando lo tradicional amparándose en los malos tiempos que corren, tienen la obligación moral y legal de restringir cada vez más el consumo y la suciedad. Para BMW, la respuesta está en calcar los pasos de Ford, Renault o PSA, y lanzarse a por los tres cilindros “ultrahipersobrealimentados”.

La creación de BMW es un propulsor de 1.5 litros, con la tan impuesta admisión variable de válvulas, y la inyección directa. Es decir, lo que BMW llama Twin Power. Con un turbocompresor del tamaño de un elefante, el Dr Heidelinde Holzer explicó a los periodistas presentes en la prueba que el coche vuela como cualquier Serie 1 de cuatro cilindros.

Un futuro abierto

Lo de los tricilíndricos sobrealimentados es un terreno lleno de preguntas, y por ahora todo lo que las marcas cuentan son ventajas. Habrá que ver qué les sucede a esos pequeños corazones hinchados de anfetaminas cuando lleguen a los 100.000 kilómetros.

Esta presentación se hizo en New Jersey el lunes, en los cuarteles generales de la marca, con un Serie 1 europeo y para un selecto club de periodistas. Les contaron que la generación de tricilíndricos va terminar por sustituir a los de cuatro. El coche que veis en las fotos ya no puede considerarse un prototipo, sino un vehículo de producción.

El mismo personaje citado anteriormente comunicó a la prensa que han trabajado mucho en eliminar las vibraciones y que al conducirlo se siente más la suavidad de un seis cilindros que la de un cuatro cilindros. Me parece una hipérbole, pero el futuro está abierto, de modo que a lo mejor tienen razón. Si va a haber un Mondeo 1.25 litros, ¿porqué no un Serie 5 al estilo EcoBoost?

2 comentarios

  1. A Bmw se le ve el plumero, se hizo famosa por sus interminables motores de 6 cilindros en los 80’s y 90’s para que ahora los conduzcan gitanos y moros. Les interesa hacer motores potentes de tres cilindros que duren poco para que no lleguen a envejecer y compres antes otro nuevo coche.

  2. Muy buenas, Kilian

    No tengo datos estadísticos sobre el perfil de los conductores de BMW o su lugar de procedencia, etnia, edad, etc.

    Dejando eso a un lado, como bien dices, yo comparto contigo esa duda. Porque lo he visto con Daimler y la primera generación de Smart Brabus. Un motor 1.0 de tres cilindros con un turbo. Y he visto cilindros hechos papilla por entregar 98 CV… De ahí que uno se cuestione la fiabilidad de un 1.5 tricilíndrico con, supongamos, 180 CV…

    BMW lo ha de tener muy claro para hacer una jugada tan drástica… Ya se vieron hace pocos años con una mancha en el expediente porque muchos bloques diesel fallaban. No creo que quieran repetir un error así. Pero la duda está ahí, amigo mío. Yo tengo mis reservas…

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *