Así se mueve el Peugeot 2008 DKR

Peugeot 2008 DKR 2
Cuando vi por primera vez el Peugeot 2008 DKR se me dibujó una sonrisa en la cara. Los franceses volverán al Dakar y lo harán con una preciosa criatura que está preparada para enfrentarse a todos los retos que supone la competición más dura del mundo del motor si dejamos a un lado la paliza que supone dar vueltas al circuito de Nürburgring durante 24 horas con equipos formados por tres pilotos.

Es una nueva dimensión que ya conocen, aunque hace 25 años que no compiten en dicha prueba. Por eso el reto es excitante, y por eso han apostado por dos pilotos muy experimentados: Carlos Sainz y Cyril Despres. Los dos, que ya saben lo que es ganar allí, tratarán de luchar por la victoria obedeciendo órdenes de equipo al volante del 2008 DKR, que tal y como verás a continuación se mueve como los ángeles.

340 CV para mover a la bestia

Pesa 1.280 kilos y se mueve gracias a un motor de 3.2 litros situado en posición central. Es un V6 biturbo que entrega 340 CV de potencia y que se alimenta de la gasolina que almacena en un depósito de 400 litros. La caja de cambios es secuencial de seis velocidades y si pisas mucho el acelerador te puedes ir hasta los 200 km/h de velocidad máxima como el que no quiere la cosa.

Peugeot 2008 DKR

Decisiones meditadas

Jean-Christophe Pallier, uno de los responsables técnicos de su diseño, ha explicado las decisiones que han ido tomando para darle forma. En primer lugar, justifica la elección de un coche con tracción trasera por el hecho de ser más ligero y maniobrable. Además, le permite utilizar unos neumáticos más grandes, concretamente de 94 centímetros de diámetro, y una suspensión que se eleva 40 centímetros respecto al suelo. El morro, por su parte, tiene un ángulo de aproximación más alto y corto, mientras que la zaga es un poco más corta. Las puertas traseras han desaparecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *