Volkswagen se cargará el Beetle y fabricará un nuevo eléctrico

volkswagen-beetle-2017
Aunque les cueste reconocerlo, el Volkswagen Beetle no es más que una batalla que se perdió hace muchos años. Es un modelo que no resulta rentable para la compañía, así que su desaparición es cuestión de tiempo. Y no de mucho tiempo, ya que las multas que han pagado y que tendrán que pagar por el escándalo de las emisiones les impide seguir apoyando historias que no funcionan.

¿Adiós al Beetle en 2018?

Ciertos rumores apuntan a finales de 2018 como el año de su desaparición, unos dos años y medio después de que el Beetle 2017 haya visto la luz. Prefieren centrarse en ampliar la familia SUV y crear nuevos coches eléctricos, con los que no solo se prepararán para el futuro, sino que también limpiarán su imagen con hechos, y no con palabras. Lo del Think Blue ya no hay quien se lo crea, a pesar de que es una iniciativa con una parte positiva y creíble.

Desde enero a septiembre de 2016, Volkswagen ha vendido 11.161 unidades del Beetle en Estados Unidos. Eso significa que acumula una caída del 41,5%, lo suficiente como para cargárselo inmediatamente. La versión descapotable es la que más está sufriendo por la caída de la demanda.

Todavía no se puede descartar al 100% un Beetle eléctrico

Por lo que hemos podido saber, el eléctrico que reemplazará al Beetle será “tan revolucionario como el Beetle“. Su tamaño será similar al del actual Volkswagen Golf y contará con lo último en tecnología. Eso sí, todavía no hay que descartar que sea un Beetle eléctrico, ya que en estos momentos no están como para invertir en nuevos modelos y podrían aprovechar el diseño y los componentes de la nueva generación, a pesar de que las ventas no respaldan lo que a mi parecer sería una locura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *