Tushek Forego T700, segundo supercar desde Eslovenia

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las perlas nacen donde menos se lo imagina uno. Hace justamente un año que este fabricante artesanal esloveno construyó las 30 unidades de su primer deportivo, exclusivo y hecho a medida para cada cliente. Lo llaman Renovatio T500. Pues en menos de lo que se tarda en decir Jesús, María y José, ya están listos para recoger su siguiente fruto. El primero lo presentaron en el lujoso evento Top Marques de Mónaco. Con el segundo van a hacer lo mismo el próximo mes. Estos eslovenos no se duermen y me parece que hacen bastantes horas extras.

La aventura empieza en el 2004, cuando el piloto Aljosa Tushek se arremanga la camisa y emprende una aventura junto a una pequeña compañía de su país, K-1 Engineering. Se centraron básicamente en calcar los caminos de los pequeños fabricantes del país vecino, los pintorescos y limitadísimos modelos de centros de diseño italianos. Así que el secreto no está en cuántos caballos tienes, sino en cuánto pesas. Una filosofía también muy Lotus.

Casi el doble de potencia y menos peso todavía

El segundo Tushek promete ser aún más ligero que el Renovatio T500, aseguran que no rebasará los 1.000 kilos. Igual que en el primero, el motor seguirá siendo un V-8 de origen Audi. La evolución del propulsor es posible que le haga capaz de erogar casi 700 caballos, cuando en el Renovatio rendía 450. A ver cómo se conduce eso en un vehículo de dimensiones tan pequeñas y tan ligero.

Aún así, la filosofía está muy clara: chasis de fibra de carbono monocasco a la última moda, aunque los ingenieros han tenido que recurrir a algunas partes de titanio para reforzarlo. Y no se van a detener ahí. Puesto que la compañía con la que se asoció Aljosa Tushek se dedicaba al diseño de coches de competición, el Forego T700 tendrá una versión aún más desbocada y pensada para circuitos, tal y como veis en la imagen superior. Ambos coches se han desarrollado en paralelo.

De momento, lo que cuenta son los hechos: el Tushek Renovatio T500 despachó sus 30 unidades a 300.000 euros, cada una sin que diese tiempo de poner el cronómetro en marcha. Es de esperar que cuando se pasee por Mónaco, el Forego T700 quede agotado antes de entrar en producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *