Skoda Yeti Xtreme, de las nieves a Wörthersee

Skoda Yeti Xtreme frontal
Dicen que el yeti o abominable hombre de las nieves llegó a existir hace millones de años. Hablan de él describiéndolo como un simio gigante bípedo que todavía podría andar suelto por las zonas boscosas de la cordillera del Himalaya, aunque otras fuentes apuntan a que es una variedad de oso albo lanudo parecida al oso polar.

Aunque una simple interpretación del yeti asuste, a Skoda no le importó utilizar su nombre para bautizar a uno de sus modelos en 2009. Es el único yeti que todos los científicos pueden afirmar que existe sin miedo a equivocarse, y por su estética podemos decir que no asusta como el yeti. Faltaría más tratándose de un coche familiar, porque a los niños no les gustan los monstruos, a no ser que se llamen Sulley y Mike Wazowski.

El caso es que la firma checa acaba de enviarnos una nota de prensa con toda la información sobre el Yeti Xtreme, un prototipo que se presentará en el próximo Wörthersee con la intención de conseguir lo que el Yeti convencional no ha sido capaz de lograr en sus cinco años de vida: meter miedo.

Directo a Wöerthersee

El encuentro tuning del Grupo VAG abrazará la llegada de este prototipo basado en el SUV compacto que está en los concesionarios. Unos 200.000 fans de las preparaciones se plantarán en Reifnitz, Austria, del 28 al 31 de mayo, que es cuando se celebra este evento de culto al que Skoda acudirá por quinta vez.

El Yeti Xtreme acompañará al CitiJet que han desarrollado por un grupo de aprendices de la marca. Lo hará alardeando de una estética de prototipo de rallyes inconfundible, con tracción a las cuatro ruedas y con un comportamiento en carretera dinámico y deportivo.

Skoda Yeti Xtreme lateral-zaga
Su motor es un 1.8 litros TSI de 165 CV y 250 Nm de par máximo entre las 1.500 y las 4.200 rpm. Pasa de 0 a 100 km/h en 9 segundos y alcanza los 192 km/h de velocidad punta. Para domar a la fiera se utilizan unos frenos que proceden del Octavia RS.

Exterior

La caja de cambios es automática de doble embrague (DSG) y seis velocidades. En su equipamiento también encontramos detalles propios de los rallyes, como por ejemplo los neumáticos off-road que le permiten adaptarse a cualquier superficie. Las llantas de aleación son de 17 pulgadas, las ventanas laterales están tintadas y hay inserciones de color amarillo-verde brillante en el volante y en el techo.

De la parte frontal nos llama la atención su poderoso parachoques y las grandes tomas de aire que comparten espacio con los faros LED. Además, la altura del chasis se puede ajustar para mejorar las prestaciones. Si continuamos analizando su estética, es justo decir que en conjunto es un SUV muy musculado. Eso se vuelve a manifestar en la zaga, donde su parachoques trasero deja hueco para dos amplios tubos de escape que suenan que da gusto por la ausencia de silenciadores.

Interior

Skoda Yeti Xtreme interior
En el habitáculo encontramos más guiños al mundo de los rallyes. Está formado por cuatro asientos deportivos Recaro con cinturones de seguridad de cuatro puntos. El volante, por su parte, es Super Sport y no le faltan levas para que puedas divertirte con el cambio de marchas.

En cuanto a materiales, Skoda habla de «materiales selectos de alta tecnología» para determinadas partes. Entrando en detalle, los paneles interiores de las puertas están fabricados con fibra de carbono, el suelo es de aluminio y los soportes del tablero forman una pala para arena y una taza térmica. En resumidas cuentas, extravagancias que jamás veríamos en un modelo de producción salido de una de sus factorías.

El paquete Colour & Trim le permite diferenciarse más si cabe. Incluye más elementos de fibra de carbono y una superficie hecha con Alcántara oscura con toques en verde. Los detalles de aluminio se multiplican para estar presentes en zonas como los pedales o los umbrales de las puertas, mientras que la consola central sufre un rediseño para tener funciones propias de un coche de rallyes (cortador de cinturón de seguridad y extintor). También hay un soporte para iPad y en la guantera hay un kit de primeros auxilios por si las moscas.

Desde 2009 se han vendido más de 640.000 unidades del Yeti en todo el mundo, siendo el Outdoor el último en sumarse a la fiesta. ¿No crees que sería buena idea vender este Yeti Xtrem a un precio más elevado para satisfacer los deseos de los clientes más extravagantes? De ser así, ¿qué precio le pondrías?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *