Skoda Octavia 2013


Por fin se acabó la espera. La tercera generación del Skoda Octavia ya está aquí, no hace falta recurrir a teasers para hacerse una idea de cómo será. La firma checa ha enviado esta misma tarde la nota de prensa que ha servido para destapar las primeras imágenes oficiales de su nueva berlina. No han sido muy generosos porque solo han enviado cuatro, pero seguro que dentro de unos días tendremos una galería mucho más extensa para recrearnos como es debido.

Aspira a ser una referencia en su segmento

Skoda cree que ha dado en el clavo con el diseño del nuevo Octavia. Están convencidos de que sus líneas, que por cierto se parecen bastante a las del Skoda Rapid, lograrán convencer a quienes están dispuestos a darle un voto de confianza a la marca checa. Yo desde luego que lo se lo daría, sobre todo después de saber que sus coches son cada vez más fiables y están en continua evolución.

Presumen de espacio porque los números les acompañan. Tal y como ha explicado Frank Welsch, responsable de Desarrollo Técnico del Consejo de Dirección de Skoda, “el nuevo Octavia ofrece espacio como solo se encuentra en clases superiores”. Puede decirlo sin miedo a equivocarse porque la longitud interior es de 1.782 mm, el espacio para las rodillas es de 73 mm y el espacio para la cabeza en la parte trasera es de 980 mm.

También hay que destacar el volumen de su maletero, que en esta ocasión se va hasta los 590 litros. Otras dimensiones interiores también han crecido, aunque son menos relevantes.

Diseño atractivo

Su diseño no mata, pero tampoco desentona. Han revisado toda su carrocería de arriba abajo y han decidido crear un Octavia que es capaz de transmitir dinamismo y elegancia a la vez. Además, en comparación con su predecesor hay que decir que es 90 mm más largo y 45 mm más ancho, mientras que la distancia entre ejes ha crecido en 108 mm.

En el frontal se aprecia un cambio en el logo de Skoda, tanto por la inclusión del nuevo diseño como por el cambio de localización. El lateral ha ganado mucho dinamismo precisamente por ese incremento en la distancia entre ejes. El pilar C está estirado hacia atrás y la línea de tornado es alta y afilada para realzar su silueta como si se tratase de un coupé. Además, como novedad, hay que destacar su marcada línea dinámica de ventanas en las puertas traseras. Otro acierto.

En la zaga más de lo mismo. Precisión en las líneas, detalles cuidados al máximo y proporciones muy equilibradas. A mí me recuerda un poco al Audi A4 de tercera generación por los grupos ópticos que monta, con una especie de cuadrado rojo que envuelve a otro más pequeño de color blanco. En cualquier caso, tendremos que esperar a ver un imagen de toda la parte trasera para salir de dudas.

El interior es como siempre, sobrio y con buenos acabados. No podemos decir si los materiales empleados son de buena calidad o no porque no lo hemos podido tocar, pero por lo que se ve en la única imagen que han facilitado tiene buena pinta. Por lo menos se ve ordenado y elegante.

La seguridad importa

Skoda no ha escatimado recursos para cumplir en materia de seguridad. Incluye función de asistente frontal/frenado de emergencia (disponible a partir de mayo de 2013), asistente de cambio involuntario de carril que corrige la dirección, frenado automático contra multicolisión en caso de accidente, asistente de actividad del conductor (detector de fatiga) y un frontal activo para protección de peatones. Todo ello sazonado con un chasis preciso que ha sido creado en base a una estructura ligera y rígida a la vez.

En lo que a seguridad pasiva se refiere, hay que hablar de 9 airbags. Los airbags de rodilla (disponibles de serie) y los traseros son una novedad en este Octavia.

Motorizaciones eficientes

La versión GreenLine se lleva la palma en lo que a eficiencia se refiere. Con su 1.6 TDI de 110 CV emite solo 89 g/km de CO2 y consume 3,4 l/100 km. En total hay cuatro motores gasolina disponibles con la tecnología TSI y tres diesel TDI common-rail. Además, Skoda se reserva una sorpresa para el futuro, ya que están trabajando en una versión que funcionará con gas natural.

A excepción de las versiones de acceso a la gama diesel y gasolina, todos los Octavia están disponibles con Green tec con sistema start-stop y recuperación, incluido el tope de gama, el 1.8 TSI de 180 CV.

Sistemas de infoentretenimiento mejorados

Para terminar, tengo que deciros que el Octavia de tercera generación monta un nuevo sistema de infoentretenimiento que modifica la radio y la navegación que conocíamos hasta ahora. Las pantallas son táctiles con sensores de proximidad y también hay función de deslizado, aunque todo esto solo podrá disfrutarse en sistemas de alto nivel. También hay que hablar del sistema de sonido CANTON, ideal para relajarse escuchando la mejor música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *