Seat necesita duplicar sus ventas para sobrevivir


El sector de la automoción lo está pasando muy mal en Europa, y especialmente en España. Si tenemos en cuenta que Seat es la marca española por excelencia, eso significa que las cosas no les van demasiado bien. Dependen mucho de un mercado que está atravesando uno de sus peores momentos, así que ya os podéis imaginar qué es lo que puede pasar con Seat si las cosas no cambian pronto.

James Muir, máximo responsable de la marca, ha reconocido que la situación es crítica. Para asegurar su supervivencia a largo plazo debería duplicar las ventas obtenidas en 2012, algo que viendo este arranque de 2013 parece una utopía.

Los nuevos modelos tienen la clave

Hay esperanza por el lanzamiento de la nueva gama Seat Ibiza Cupra, por la llegada del renovado Seat Toledo como berlina asequible y por el inicio de la comercialización del nuevo Seat León, un modelo que siempre le ha dado magníficos resultados. Pero aún y así, me temo que el problema no es tanto de los coches, sino del empobrecimiento de la mayoría de los españoles, que se pasan más por los concesionarios Dacia que por los Seat.

No puede perder más peso dentro del Grupo VAG

En 2012 vendieron 320.000 unidades, así que haciendo una sencilla multiplicación necesitan llegar a las 640.000 unidades para seguir al pie del cañón. Además, en un futuro muy lejano Muir piensa en el millón de unidades para garantizar la sostenibilidad de la filial del Grupo VAG. No hay que olvidar que cuantas más ventas consiga más fácil será que la matriz invierta en nuevos modelos.

Ojalá el año termine de la mejor forma posible, ya que muchos puestos de trabajo en España, directos o indirectos, dependen de la salud de este fabricante con más de 60 años de historia a sus espaldas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *