Seat Ibiza Cupra 2013, mejor elige el FR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Ya está a la venta el restyling del utilitario de Martorell más racing, con 179 CV y cambio automático DSG. El precio son 22.302 €, un coste idéntico al del VW Polo GTI, con mismo motor y mismas prestaciones. Se les ha ido la chaveta a los de Seat. El Cupra cuesta de 2.000 a 4.000 euros más que todos sus contendientes, cuando algunos de ellos incluso le superan en prestaciones. Es más caro que el Fabia RS, que el MiTo Quadrifoglio Verde, que el Corsa OPC (con 192 CV!), que el Nissan Juke Turbo, que el Abarth Punto SuperSport… Sólo un Mini Cooper S supera en precio al Ibiza Cupra.

Visto lo visto, la versión FR utiliza el mismo motor y la misma caja de cambios, y su consumo es calcado ¿La diferencia? Sólo 30 CV de potencia. Si renuncias a eso porque 150 CV ya van desbocados en un coche de este tamaño, te ahorras 5.302 €. Una cantidad que da para cinco años de seguro a todo riesgo o para un montón de años más en combustible. Este salto tan salvaje de precio se debe en parte a que el FR tiene un descuento de 3.000 euros y el Cupra no tiene ninguno. Pero da igual. Que el Seat cueste lo mismo que el Volkswagen, cuando hay un salto de calidad de acabados del tamaño del Mar Báltico, no parece una estrategia comercial brillante.


Olvidándonos de mis consideraciones personales, al Cupra ya lo conocéis de sobra si estáis al día del Polo GTI. Motor con un compresor volumétrico y un turbocompresor. La caja de doble embrague es la más moderna, de lubricación en seco, y también incorpora el mismo diferencial electrónico XDS, cuyo funcionamiento siempre me ha parecido bastante decepcionante si lo comparo con un diferencial de deslizamiento limitado mecánico y real. Igual que su gemelo de Volkswagen, el 0 a 100 lo resuelve en 6,9 segundos y el tope de velocidad está en 228 km/h.


Y si te parece que el precio no es lo bastante caro, le puedes añadir el kit de frenos de AP RACING en lugar de los de serie, con un sobre coste de 1.000 eurazos más. A tenor de las tarifas, no sería de ley que el Cupra no fuese equipado hasta arriba. Bi-xenón adaptativos, ayuda al arranque en pendiente, sensor de presión de neumáticos… Aún así hay varios paquetes de equipamientos disponibles, y me parece increíble que haya que pagar un suplemento por un simple reposabrazos delantero en un coche como éste.

Quédate el FR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *