Rolls-Royce Sweptail: probablemente es el coche más caro del mundo

Rolls-Royce-Sweptail
Puro lujo. De Rolls-Royce no se puede esperar otra cosa, y menos cuando reciben la llamada de un cliente con mucho dinero que está dispuesto a tirar la casa por la ventana para personalizar hasta los botones del salpicadero.

No sabemos quién es, pero sabemos que tiene mucho dinero. Su modelito, el Sweptail, ha sido exhibido en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este, uno de los eventos más glamurosos del mundo. Allí ha lucido palmito ante la atenta mirada de los periodistas acreditados, que no han dejado de disparar sus cámaras para captar todos y cada uno de sus detalles.

Un pedido de los gordos

Es exclusivo y personalizado como pocos. Lo encargaron en 2013 y no ha sido hasta ahora que lo han mostrado al público. Torsten Müller-Ötvös, el mandamás de Rolls-Royce, ha reconocido que estamos ante una obra maestra que está al alcance de muy pocos:

Es sustancialmente caro. Podrías decir con probabilidad que es el coche más caro en años jamás construido.

Palabras mayores recogidas en Car Magazine. El Sweptail es uno de los tantos ejemplos de personalización que ofrece la firma británica, y en este caso hay que destacar que se han inspirado en el mundo náutico para darle forma. Eso le habrá gustado a su dueño, que además de coleccionar coches también colecciona yates y aviones. Lo normal, vamos.

Rolls-Royce-Sweptail
De su diseño podemos destacar el frontal, que es muy cuadriculado, y la zaga, que no tiene nada que ver con esa parte. Tiene unas líneas más parecidas a las de un yate, con una luna trasera en forma de “V” que no es nada convencional.

El interior, como podrás imaginar, también es muy especial. Lo podemos ver desde arriba gracias al techo panorámico de cristal. Hay dos asientos, materiales de auténtico lujo y acabados artesanales para comprobar que todo está en orden. Además, viene con un conjunto de maletas con espacio más que suficiente para descansar en el maletero. Y eso por no mencionar la botella de champán y las dos copas que emergen de la nada apretando un botón.

Su motor pasa del cambio climático

Su motor no es el más indicado para ahorrar combustible. Es un V12 de 6.75 litros que entrega 460 CV de potencia. Lo suficiente como para pasear con soltura.

Fotos del Rolls-Royce Sweptail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *