Prueba: Opel Astra GTC


Nuestra última prueba me llevó hasta L’Escala, una bonita localidad de la costa catalana situada en el Alto Ampurdán. Hasta allí me fui desde Barcelona para comprobar si el nuevo Opel Astra GTC es un compacto deportivo capaz de plantar cara a modelos similares como el Seat León FR.

La unidad que pude probar montaba un motor 1.6 Turbo de 180 CV de potencia, lo suficiente como para tener una toma de contacto en condiciones. ¿Queréis saber más?

Estética felina


Para empezar, tengo que reconocer que el Astra es uno de los compactos más atractivos del mercado. Si a eso le sumamos el apellido GTC, el resultado es fantástico. Los amantes de la deportividad no pueden poner ningún pero a su diseño. Es llamativo pero elegante a la vez, sus líneas pueden gustar hasta a un padre de familia conservador que no desearía que su hijo se subiera a un GTC nada más aprobar el examen práctico de conducir.

No puede ser considerado como un coupé porque su carrocería no es excesivamente baja. Es entre 10 y 15 milímetros más baja que la del Astra “normal”, así que ya os podéis hacer una idea. Sus principales rivales son el Renault Mégane Coupé y el Volkswagen Scirocco, a los que puede batir gracias a la altura libre al techo de las plazas posteriores. Sus dimensiones son de 4,46 metros de longitud, 1,48 metros de altura y 2,20 metros de anchura. La distancia entre ejes es de 2,69 metros.


Sus nuevas tomas de aire y sus ventanillas redondeadas le dan un aire deportivo muy marcado. Todo ello completado por una línea lateral que va en acenso hasta la mitad, punto en el que empieza a caer para terminar su recorrido en un pequeño spoiler muy acertado que sirve para completar el conjunto. La zaga presume de unos pilotos LED que aportan una nota de distinción en la noche, mientras que la salida de escape es ovalada y está situada en la parte izquierda.

En el lateral también hay que destacar sus pasos de rueda, muy marcados para dar importancia a sus enormes neumáticos y llantas de aleación de 5 radios. Hay hasta 7 diseños distintos de llantas a elegir de entre 18 y 20 pulgadas.

Interior muy deportivo


El carácter y la energía que te transmite desde el exterior se cuela por sus ventanillas hasta adueñarse del interior. Elegancia, confort y unos controles muy intuitivos hacen del Astra GTC un coche muy recomendable para el día a día. No es el típico deportivo que escatima en detalles y no es del todo cómodo, sino que ofrece unos acabados muy logrados pensando tanto en el conductor como en el resto de pasajeros. De hecho, sus asientos ergonómicos han sido aprobados por la prestigiosa asociación médica alemana AGR (Aktion Gesunder Rücken).

Hay dos niveles de acabado disponibles. La unidad que pudimos probar montaba el Sportive, y la verdad es que quedé encantado. Me sorprendió sobre todo su amplitud, más que nada porque al compararlo con otros modelos similares me dio la sensación de que estaba conduciendo un coche de otro segmento. Lo de los asientos en Piel/Napa ya ni os cuento…


Continuando con el espacio, hay que decir que Opel ha hecho un esfuerzo para otorgarle un 50% más de espacio para portaobjetos (hasta 19 compartimentos), lo que refuerza esa idea de que el Astra GTC puede ser un coche para el día a día. En el anterior GTC no había ni siquiera un posavasos, para que os hagáis una idea de cómo se han puesto las pilas.

El cuadro de instrumentación se ilumina con una luz roja muy atractiva. La consola central, orientada ligeramente al conductor, no abusa de botones innecesarios y muestra la información de forma clara. Es muy fácil acostumbrarse en cuestión de horas a su funcionamiento, y el GPS orienta bastante bien.


El maletero, que suele ser de lo que menos interesa en este tipo de coches, tiene una capacidad de 360 litros (1.165 litros abatiendo la fila de asientos trasera). La cifra no está nada mal, sobre todo teniendo en cuenta que el Astra GTC anterior ofrecía 340 litros sin abatir y 1.210 litros abatiendo.

Volviendo a los asientos, tengo que decir que en las plazas traseras no sobra espacio. Esa es la principal diferencia respecto al Astra de 5 puertas. En las delanteras todo lo contrario, ya que las ventanillas son enormes y las posibilidades de modificar la posición del asiento son casi infinitas.

Conducción dinámica e inteligente


La conducción por ciudad es bastante placentera. Absorbe de forma aceptable los baches que podemos encontrarnos por las calles sin apenas notarlo. Es cómodo y también silencioso. Sin embargo, lo que es realmente gratificante es comprobar su facilidad para enlazar curvas.

Sus 180 CV se pueden quedar un tanto cortos, pero cuando activas el modo Sport te arrepientes de haber hablado mal de él. Además de ese modo más radical, también existen los modos Tour y Normal, accionables gracias a su nuevo chasis FlexRide, el mismo que permite adaptar el comportamiento al tipo de carretera y al estilo de conducción. Su control electrónico responde a las condiciones cambiantes y a las exigencias de conducción al instante.

Con el motor 1.6 Turbo de 180 CV que monta la unidad que probé pude divertirme más de lo que pensaba. La dirección es satifactoria (podría ser un tanto más directa), los frenos responden de forma precisa y el control de estabilidad acude al rescate cuando debe hacerlo. Además, es difícil que haya subviraje, a no ser que entres muy pasado a una curva.

Tecnología alemana


La tecnología hace acto de presencia para mejorar las funciones de seguridad notablemente.

Con el sistema AFL+ no tienes que preocuparte de las largas, pues se activan o se desactivan de forma automática. Eso sí, hay que decir que en curvas muy cerradas no detecta lo suficientemente pronto la presencia de otro coche que viene de cara y tarda más de lo deseado en cambiar.

Con el Opel Eye es posible estar informado de todas las señales de tráfico que nos encontramos a nuestro camino, aunque por desgracia no va coordinado con el limitador de velocidad. Puede medir la distancia de seguridad respecto al coche que está delante para no sobrepasarla, aunque no puede evitar un hipotético choque porque no tiene la capacidad de frenar de forma automática.

El sistema LDW controla que vayamos por nuestro carril. Nos avisa de forma acústica y visual, pero en ningún caso corrige nuestra posición moviendo el volante. Solo funciona a partir de los 55 km/h.

Motorización

Las motorizaciones disponibles son las siguientes:

– 1.4 Turbo Start&Stop de 140 CV 6V
– 1.6 Turbo de 180 CV 6V
– 1.7 CDTi Start&Stop de 130 CV 6V
– 2.0 CDTi Start&Stop de 165 CV 6V
– 1.4 Turbo Start&Stop de 140 CV 6V
1.6 Turbo de 180 CV 6V
– 1.7 CDTi Start&Stop de 130 CV 6V
– 2.0 CDTi Start&Stop de 165 CV 6V
– 2.0 T Start&Stop de 280 CV 6V (OPC)
– 2.0 CDTi de 165 CV AT6

El sistema Start&Stop apaga automáticamente el motor cuando el vehículo está detenido y el cambio está en punto muerto. Cuando se pisa el embrague el motor vuelve a encenderse. Mediante un botón situado en la instrumentación se puede activar o desactivar.

Ficha técnica

Motor: 1.6 Turbo
Combustible: Gasolina
Caja de cambios: Manual
Número de marchas: 6
Maletero: 360 litros
Peso: 1.550 kilos
Potencia: 180 CV a 5.500 rpm
Par máximo: 230 Nm entre 2.200 y 5.400 rpm
Velocidad máxima: 220 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,3 segundos
Consumo medio: 7,2 litros l/100 km
Consumo urbano: 9,3 l/100 km
Consumo extraurbano: 5,9 l/100 km
Emisiones: 168 g/km (Euro V)

Equipamiento


El equipamiento del Opel Astra GTC es bastante completo, aunque más que orientado al confort está orientado a la deportividad. Hay dos opciones a elegir: Selective y Sportive.

Selective: incluye, entre otras cosas, chasis deportivo rebajado, sistema de frenos ABS, ESP, dirección con asistencia variable en función de la velocidad, una llave plegable y una llave rígida, elevalunas delanteros eléctricos, retrovisores eléctricos y térmicos del color de la carrocería, llantas de aleación de 17 pulgadas con embellecedores, control de crucero, kit de reparación de pinchazos, faros halógenos, Neumaticos 235/55 R17, airbag de conductor y copiloto, lateral y cortina, Anclajes ISOFIX en las plazas traseras externas, luz de conducción diurna, pilotos traseros oscurecidos, etc.

Sportive: Es todavía más deportivo gracias a las llantas de aleación de 18 pulgadas que podéis ver en imágenes. Sobre el equipamiento Selective incluye, entre otras cosas, faros antiniebla, pilotos traseros tipo LED, instrumentación retroiluminada, Asistencia para Salida en Cuesta (HSA), volante de cuero deportivo con diseño Sport, asientos delanteros deportivos, consola de suelo con 2 sujetavasos, compartimento con tapa y toma de corriente, climatizador digital ECC de doble zona, Tapicería Imola/Morrocana, color Negro Jet o Rojo/Negro Jet, reposabrazos delantero central ajustable, iluminación ambiental en la consola central y en las puertas y moldura decorativa Titanio Pulido/Piano.


Para los que todavía quieren más, hay que decir que existen cuatro interesantes paquetes a elegir:

Selective Plus: antinieblas, volante de cuero, conector USB y Bluetooth (650 euros, solo disponble con Selective)
Confort: clima bizona y pack visibilidad (sensores de luz y lluvia + espejo fotosensible) (500 euros, solo disponible con Selective)
Protection: pack visibilidad, espejos plegables eléctricamente y sensores de aparcamiento (500 euros, solo disponible con Sportive)
Premium: AFL+: navegador Navi600, Bluetooth (1.800 euros, solo disponible con Sportive)

Por último, como accesorios se pueden comprar los originales de Opel a través del catálogo de la marca. Estos abarcan diferentes categorías: Confort y protección, Estilo y OPC Line, Información, audio y comunicación, Llantas, Seguridad y Soluciones de transporte.

Precios para España


– Opel Astra GTC Selective 1.4 Turbo 140 CV Start&Stop desde 23.335 euros
– Opel Astra GTC Selective 1.7 CDTI 130 CV Start&Stop desde 23.860 euros
– Opel Astra GTC Selective 2.0 CDTI 165 CV Start&Stop desde 24.880 euros
– Opel Astra GTC Selective 1.6 Turbo 180 CV desde 25.180 euros
– Opel Astra GTC Sportive 1.4 Turbo 140 CV Start&Stop desde 24.975 euros
– Opel Astra GTC Sportive 1.7 CDTI 130 CV Start&Stop desde 25.500 euros
– Opel Astra GTC Sportive 2.0 CDTI 165 CV Start&Stop desde 26.520 euros
– Opel Astra GTC Sportive 1.6 Turbo 180 CV desde 26.815 euros
– Opel Astra GTC Sportive 2.0 CDTI 165 CV Aut. desde 28.115 euros
– Opel Astra GTC OPC 2.0 280 CV desde 36.330 euros

Los precios incluyen el IVA del 21% y el transporte. No incluyen promociones. Lo que hay que tener en cuenta es que desde septiembre hasta diciembre de 2012 tiene un descuento de un 10% + 655 euros adicionales + hasta 1.308 euros de descuento del Plan PIVE con Impuesto de Matriculación del 9,75%.

Conclusión

El Astra GTC ha dado un salto cualitativo muy importante para posicionarse por delante de sus rivales. Tiene buen tacto, sus motores son eficientes y la mayoría de versiones cuentan con el sistema Start&Stop. Estéticamente es casi perfecto y su precio no es para nada disparatado. ¿Mi nota? Un 8,5.

Fotos: José Atajagüeces

1 comentario

  1. El Astra es uno de mis coches favoritos, siempre he querido comprarme uno y después de leer este reportaje me estoy planteando seriamente decantarme por el modelo GTC, me parece un cochazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *