Porsche cancela el mini Cayenne


Porsche acaba de declinar la idea de producir un mini Cayenne, un modelo que estará dispuesto a competir con el Volkswagen Tiguan, el Audi Q5 y el BMW X3. La firma alemana, que parece que ha olvidado por completo su condición de fabricante de deportivos, decidió apostar por esta serie de modelos que tan de moda se han puesto en los últimos años. Sin embargo, la crisis económica ha hecho recapacitar a Porsche, pues cada vez son menos los que se pueden permitir el lujo de adquirir un SUV de estas características.

La decisión tuvo en su día un razonamiento bastante comprensible. El 50% de los ingresos que obtienen proceden del Porsche Cayenne, un modelo que se ha sido un éxito rotundo. Sin embargo, este SUV de medio tamaño, que en su día se dijo que podría multiplicar la clientela por diez, no verá la luz por culpa de un estudio que tiene que ver con Audi.

El estudio en cuestión ha demostrado que el Q5 está restando ventas al Q7, lo que significa una pérdida de beneficios para Audi si tenemos en cuenta que el Q7 tiene un precio bastante más elevado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *