Pistas sobre cómo será el Volkswagen Golf 8

Golf-8
Teniendo en cuenta que el Volkswagen Golf 7 se renovó a finales de 2016, no deberíamos esperar la llegada de la octava generación hasta finales de 2018 o principios de 2019. Sin embargo, ya circulan los primeros rumores sobre cómo será el compacto más vendido en toda Europa.

Por lo visto, apostarán por la deportividad y la tecnología, algo que ya hemos podido comprobar en su último restyling. Como bien sabes, han incorporado el sistema de control gestual y van a seguir trabajando en esa dirección, ofreciendo un equipamiento más propio de otros segmentos aunque no venga de serie.

Seguirá el camino marcado por el Arteon

A nivel estético evolucionará para seguir la línea que ha marcado el Arteon, el último lanzamiento de los de Wolfsburgo. Eso significa que lucirá un diseño atrevido, con unos grupos ópticos más horizontales y con un tamaño superior. Además, se espera que sea más musculoso que el actual.

Más ligero y más eficiente

También hay que hablar de la renovación del bastidor que están preparando. Quieren que sea más eficiente, y para ello van a apostar por uno más rígido y ligero. Todo ello manteniendo las virtudes de su predecesor y preparándose para montar los motores diésel y gasolina de la casa, que ya veremos si se renuevan los suficiente en los próximos dos años. En principio se habla de una nueva familia de tricilíndricos diésel de 1.5 litros con potencias de entre 75 y 135 CV, mientras que en el apartado gasolina los 1.4 TSI serán sustituidos por los 1.5 TSI de entre 130 y 150 CV.

Golg-8-interior

Unos 500 kilómetros de autonomía eléctrica

Los cambios afectarán a toda la gama. El Golf eléctrico estrenará una nueva batería que le permitirá llegar a esos 500 kilómetros de autonomía de los que tanto se habla últimamente. Solo así podrá competir en igualdad de condiciones con las propuestas que empiezan a despuntar en el segmento.

Las pantallas se harán más grandes

Como es lógico, en el interior apostarán por materiales de más calidad y un equipamiento todavía más completo. Se habla de una pantalla rectangular muy grande tipo Tesla y de la supresión de buena parte de los botones. Quieren apostar por un diseño sobrio y minimalista en el que también tendrá cabida una gran pantalla para el cuadro de instrumentos.

Otro aspecto en el que quieren seguir avanzando es el de la conducción autónoma. Podrá circular sin que tengamos que agarrar el volante en determinadas circunstancias, como por ejemplo en un atasco. Quieren lanzar nuevos sistemas de asistencia a la conducción y optimizar los actuales para maximizar el confort y la seguridad a bordo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *