Opel Insignia Grand Sport: la nueva berlina de los alemanes verá la luz en Ginebra

nuevo-opel-insignia_3
Marzo es el mes señalado en el calendario para la presentación del nuevo Opel Insignia, que si no pasa nada raro se dejará ver en el Salón del Automóvil de Ginebra, el más importante de todos los que se celebran en Europa con el permiso del de París.

Siguiendo la programación que viene fijada desde Rüsselsheim, debería estar disponible en los concesionarios en mayo, donde se venderá la versión familiar (Sports Tourer) y este Insignia Grand Sport de cinco puertas. La carrocería de cuatro puertas se la cargan.

Mayores dimensiones

Por ahora sabemos que será más grande que el Insignia actual tanto por dentro como por fuera. Para ser más exactos, será unos 5,5 centímetros más largo que su predecesor y contará con una distancia entre ejes que crece 9 centímetros, lo suficiente como para ofrecer más espacio para los ocupantes.

nuevo-opel-insignia_5
También será más ancho y la línea del techo caerá 3 centímetros, lo que no solo le beneficia a nivel aerodinámico, sino que hace que luzca una silueta más atractiva. Además, pesará 175 kilos menos, una rebaja considerable que se notará en las prestaciones, el consumo y las emisiones. Es el resultado de cambiar de plataforma, ya que estrenará la que los alemanes han bautizado como Epsilon 2.

Fachada camuflada

Por ahora no podemos hablar de los detalles estéticos que le diferenciarán del Insignia que todavía venden. En las fotografías que mostramos en este artículo, todas del exterior, aparece oculto tras los típicos vinilos en blanco y negro que lo dejan todo a la imaginación.

El Dr. Karl-Thomas Neumann, mandamás del Grupo Opel, habla de dinamismo y orgullo a la hora de definir este Insignia Grand Sport:

El nombre Opel Insignia Grand Sport ya lo dice todo. Refleja el eficiente dinamismo del concepto Monza, tanto como lo hace nuestro orgullo en los magníficos Opel clásicos Kapitän, Admiral y Diplomat.

nuevo-opel-insignia_2

El difícil reto de volver a la época dorada

Con él tratarán de engordar la cifra de más de 900.000 unidades vendidas desde que vio la luz en 2008. Tendrá la difícil misión de colocarse a la altura del que se convirtió en Coche del Año en Europa en 2009, un galardón que queda demasiado lejos y que no refleja lo que han vivido en los últimos años, ya que el Insignia se ha ido desinflando.

Dos motores con los que está rodando

Por ahora no sabemos nada de motorizaciones, pero podemos decir que lo están probando con dos gasolina de 165 y 250 CV. El primero es una evolución del 1.4 litros que ya conocemos, que por lo visto pasa a ser un 1.5 litros. El segundo también ha sido modificado, pero Opel no ha desvelado los cambios.

Fotos del Opel Insignia Grand Sport con vinilos de camuflaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *