Opel Adam, comienza la producción y los precios dan miedo


En la fábrica de Eisenach se ha celebrado hoy el acto inaugural con pompa y confeti, con personalidades y deportistas invitados y muchas copas de champán. El gabinete de prensa pone por escrito que ya tienen más de 16.000 pedidos del Adam, y hoy mismo se empieza su fabricación. Un coche muy anticipado por la prensa, pero la presentación en sociedad en Alemania será el 19 de enero. De manera que ya puedes ir configurando tu Adam si quieres en la web de Opel.

Y prepárate para pasarte unas cuantas horas en el empeño. Hay 61.000 combinaciones diferentes para el exterior y más de 80.000 para el interior. A mí me produce vértigo sólo con pensarlo. El tema de la personalización cuando quieres que tu utilitario sea premium ya es como un tornillo que se ha pasado de rosca, gira sobre sí mismo y no cumple con su función. Pero en coches como el Fiat 500, el Mini, el DS3 y ahora el Adam, justifica cualquier sobreprecio que te quieran cargar.

Opel ha invertido 190 millones de euros en acondicionar la planta para la manufacturación del Adam, y les va la vida en que el coche se venda. Recordad que ahora mismo Opel podría terminar siendo comprada por el grupo francés PSA, así de delicado está el tema. Ofició la inauguración el Ministro de Economía de Turingia, donde está la localidad de Eisenach y la fábrica, dato que nos da bastantes pistas sobre lo que hay en juego.

Gadgets que pueden hacer inclinar la balanza a su favor

El tema de la personalización demencial no puede ser la única cosa que ofrezca el Adam si quiere medrar. Así que le añaden opciones muy tecnológicas como el IntelliLink, para sincronizar tu smartphone con el coche. Y próximamente aceptará las órdenes por voz del sistema SIRI del iPhone, como ahora mismo hace el Chevrolet Cruze. También hay avisador de ángulo muerto y sistema asistido para el aparcamiento.


Todo eso tendrá que ser suficiente hasta que exista una gama de motores interesante, porque ahora mismo sólo hay tres propulsores más bien añejos y nada competitivos si los comparamos con los de Fiat o Mini o incluso el Ford Ka. Porque Opel está pidiendo mucho dinero por el Adam.

En la foto veis la configuración que he hecho de mi hipotético Adam. Usando el propulsor intermedio, el archiconocido 1.4 de 87 CV, a nada que me he animado a personalizarlo se ha disparado hasta 21.135€. Demasiado dinero para España. Los fabricantes siguen sin enterarse de qué va la película. Tal vez en Alemania triunfe, pero aquí no le auguro ningún éxito rotundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *