Opel Adam, analicémoslo bien


De este pequeñín venimos hablando desde julio, cuando un aficionado lo fotografió por carreteras de La Coruña por pura casualidad. Opel va a apostar muy fuerte por él cuando se abran las puertas al público en París, con un stand totémico repleto de configuraciones diferentes del coche. Y es que ahí está el quid, según Opel; en la inagotable personalización que se le puede dar al Adam.

Es su segunda incursión en el sub-segmento de los utilitarios que denominamos A. Recordemos que Opel ya tiene de hace tiempo el Agila, un urbanita fiable y funcional. Pero no es fashion, sino más bien espartano. Y el Adam pretende colocarse en la categoría de los Audi A1 y los Fiat 500, así que por fuerza ha de incorporar soluciones tecnológicas de última generación y un diseño que entre por los ojos.

Lo del diseño queda para los gustos de cada uno, pero las golosinas tecnológicas sí que son reseñables. Incorpora el nuevo sistema IntelliLink de información-entretenimiento para que se le pueda integrar un smartphone (válido para Android i Iphone), cosa que puede distraernos de la conducción si nos dedicamos a toquetear la pantallita y a hacer monerías con internet desde dentro del coche.

Más útil resulta la última evolución del sistema de ayuda al aparcamiento y una dirección asistida con modo CITY, ideal para las calles de las ciudades, que es donde fundamentalmente vivirá un Adam. También el ESP ha sido desarrollado para incorporar la asistencia de arranque en rampas y las luces de conducción diurna pueden ser LED. Sensor de lluvia y asientos y volante calefactados también podrán solicitarse como opción. Tecnología no le va a faltar. Y por descontado tendrá el FlexFix, el invento más audaz de Opel en los últimos años. Sirve para transportar hasta dos bicicletas y, en mi opinión, que disfruto con la bici, el FlexFix es algo único.


Es un tres puertas de cuatro plazas, que bajo el marco económico que tenemos actualmente es el tipo de coche que más va a crecer en ventas en un futuro próximo. Así lo dicen los estudios de todas las marcas.

Su chasis no es ninguna revolución, con eje de torsión en la suspensión trasera, pero sí que se ofrece en dos variantes o puestas a punto según la versión del Adam que nos guste. Hay un chasis más neutro y confortable y otro más deportivo, con llantas que llegan a las 18 pulgadas. Existe incluso un paquete ultradeportivo llamado OPC Line.

Te conviene esperar

El craso error que ha cometido Opel es sacar a la venta al Adam con propulsores viejos. No importa que les puedas incorporar el sistema Start-Stop. Son los mismos motores 1.2 y 1.4 que van de los 70 a los 100 CV y que tienen cinco marchas manuales. No será hasta más adelante que Opel le ponga al coche motores más en sintonía con el futuro, con inyección directa y turbo, y una mejorada caja de cambios de seis velocidades. Eso es lo que la gente demanda: menos consumo, más eficiencia.

Al grano

Sí, vayamos al grano. No va importar que existan 12 colores de carrocería o 31 diseños de llantas diferentes. No va a importar que por dentro lo puedas forrar como a ti te venga en gusto, incluso con un techo de lucecitas que imitan un cielo nocturno estrellado. A la gente le gusta que su coche sea genuino, estamos de acuerdo. Pero los “paquetes” y “mundos” de personalización no van a determinar si el Adam se impone o falla. Que nadie se engañe. La clave del éxito a día de hoy va a estar en el precio.

Los precios del Opel ADAM en Alemania se anunciarán durante el Salón de París. Los de España se anunciarán en otoño, cuando se abran oficialmente los pedidos. El Opel ADAM llegará a los concesionarios a principios de 2013. Y como se planten en los 16.000 euros va a haber una espantada y esto del Adam va a quedar en agua de borrajas. La gente no tiene dinero, vayan pensando en esto, señores fabricantes.

2 comentarios

  1. Está muy claro que no es ningún acierto lazar un coche de estas características con motores desfasados. Con los precios del combustible por las nubes hay que apostar más que nunca por la eficiencia. La gente busca coches competitivos y equilibrados en consumo. No creo que llegue a los 16.000 euros pero por ahí andará. Saludos!

  2. Hola Paco,

    me alegra que coincidamos en lo de los motores. Viendo lo que hacen en Ford y PSA, por ejemplo, Opel no debería andarse con amortizaciones de motores viejos. En cuanto al precio, algo me dice que se les va a ir la cabeza y se van a pasar tres pueblos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *