PSA podría acabar comprando Opel


Al menos ésa la presión que el grupo PSA Peugeot Citroën está recibiendo por parte del Gobierno francés. Existe un acuerdo entre General Motors y PSA para desarrollar algunos proyectos en conjunto, pero todo está en la cuerda floja, porque los americanos no se fían de lo que pueda suceder en Francia y temen que el huracán los arrastre a ellos también. Estamos hablando de que el Gobierno ha inyectado 7.000 millones de euros en PSA y que se prevé la supresión de 8.000 empleos en Francia, lo que incluye el cierre de una fábrica entera no mucho más allá del 2014 si la cosa no cambia.

Un portavoz del Ministerio de Finanzas dijo anteayer al diario Le Monde que la única solución es que PSA compre directamente Opel a GM, ya que la marca alemana también está en aprietos económicos ¿Y qué es lo que quieren conseguir? Pues según el Gobierno, pararle los pies a los alemanes, en especial a Volkswagen, porque con sus tesorerías saneadas están ya muy cerca de monopolizar toda Europa.

Tal vez no les falte razón. En Renault las cosas tampoco pintan bien, y si se mantiene a flote es por su socio Nissan y por los réditos que poco a poco les está dando Dacia.

Crear un gigante que plante cara

La idea sería “infiltrarse” en Alemania a través de Opel, y conseguir mayores exportaciones a la vez que se irían reduciendo las necesidades de dinero contante y sonante. Se crearía así un grupo automovilístico mestizo franco-germano, fuerte y líder en tecnología.

En el mismo diario Le Monde, aparecía una fuente mencionada como cercana al presidente, François Hollande, que no tenía reparos en decir que la política de Volkswagen es hostil. Algunos analistas señalan que en Europa se fabrica un 25% más de coches de los que se necesitan para el viejo continente, y esta fuente anónima asegura que Volkswagen quiere suprimir a PSA directamente para reducir el riesgo que ese exceso de stock representa.

¿Qué pensaís vosotros de esto? ¿Creéis que esta guerra de titanes traería nuevos modelos, nuevas tecnologías y precios más competitivos? Para empezar, yo creo que a la Merkel le sentaría como una patada en las costillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *