Nissan GT-R 2014 con 550 CV


Tras la presentación del Nissan GT-R Nismo, toca hablar del Nissan GT-R convencional, el modelo que vio la luz por primera vez en Japón en 2007 y que no llegó a Europa hasta marzo de 2009.

Ha llovido mucho desde entonces y hemos visto restylings de todos los colores. Es más, se habla de una nueva versión con tecnología híbrida que contaría con el apoyo de Williams Advanced Engineering, quienes ya están trabajando con los japoneses para que el GT-R híbrido sea una realidad en 2016.

Dejando a un lado ese interesante dato del que os habló Alex a finales de septiembre, hay que decir que el GT-R 2014 fue presentado ayer en el Salón del Automóvil de Tokio. Allí estuvieron muy atentos a todos los cambios que ha recibido, entre otras cosas porque se empezará a vender el próximo 2 de diciembre. Aquí, como siempre, tendremos que esperar un poco más para catarlo.

Ligeras modificaciones enfocadas al confort

Encontramos pequeños cambios en el interior, nuevas ópticas LED, unas suspensiones recalibradas y aspectos estéticos que han modificado mínimamente el diseño de la carrocería. Lo más destacable de todo es lo que han hecho con las suspensiones para facilitar el agarre y mejorar la estabilidad del GT-R. Los controles electrónicos de las válvulas de los amortiguadores han pasado por el taller para ser más eficientes que nunca. Por eso ahora los clientes no tendrán que sufrir tanto por el mal estado de las carreteras.

A grandes rasgos podríamos decir que se han centrado en mejorar la parte que tiene que ver con el confort. Eso se percibe también en el tacto del pedal de freno, ya que han renovado el sistema para que la sensación de control sea mayor a velocidades de vértigo. En lo que a la dirección se refiere, sigue siendo idéntica cuando se circula a gran velocidad, pero ha cambiado sensiblemente para circular por ciudad.

El motor es el mismo y entrega lo mismo: 550 CV. Son 50 CV menos que los que es capaz de entregar la versión GT-R Nismo.

A nivel de carrocería, el principal cambio lo encontramos en los grupos ópticos delanteros. Ahora son LED y disponen de función adaptativa, ideal para circular con la mejor iluminación posible sin preocuparse por nada. Además, han añadido un nuevo color a los que ya conocíamos. Se trata del rojo perlado que podéis ver en el GT-R de las imágenes.


Del interior os he comentado que los cambios son pequeños. Básicamente hay que hablar de que el volante forrado en piel viene de serie y los asientos cuentan con costuras en contraste. Hay tres configuraciones a elegir para sentirse a gusto en el habitáculo.

¿Cuánto costará este Nissan GT-R por el que tantos suspiramos? De momento no lo sabemos porque Nissan España no se ha pronunciado al respecto, pero con casi total seguridad rondará los 100.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *