McLaren 720S: un biplaza de fantasía

McLaren-720S
El nuevo McLaren 720S nos ha dejado con la boca abierta. Se trata del primer modelo de la segunda generación de la familia Super Series, un biplaza de tracción trasera que llega al mercado para sustituir al McLaren 650S.

El motor que equipa es una evolución del que equipaba su predecesor, un V8 biturbo de 4.0 litros. El 41% de sus componentes son nuevos, motivo por el cual puede presumir de 720 CV de potencia a 7.500 rpm y 770 Nm de par máximo a 5.500 rpm.

Prestaciones

Son cifras extraordinarias con las que puede ofrecer unas prestaciones de traca. Acelera de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos, de 0 a 200 km/h en 7,8 segundos y de 0 a 300 km/h en 21,4 segundos. Si sigues pisando el acelerador como si quisieras sacar el pie por el suelo puedes ponerte a 341 km/h.

McLaren-720S

Fibra de carbono por doquier

Que sea tan rápido no solo tiene que ver con su motor. También ayuda que su chasis monocasco contenga mucha fibra de carbono, ya que de esta forma es capaz de registrar un peso ridículo en la báscula: solo 1.494 kilos (47 menos que el 650S). No está nada mal para un superdeportivo que mide 4,54 metros de largo, 1,93 metros de ancho y 1,19 metros de alto.

Lo que no gusta tanto, como es lógico, son sus datos de consumos y emisiones. El consumo medio se dispara hasta los 10,7 l/100 km y las emisiones de dióxido de carbono son de 249 g/km de CO2. Eso sí, cumple con la normativa Euro 6.

La suspensión, de tipo paralelogramo deformable, es independiente tanto en el eje trasero como en el delantero. De su gestión se encarga el sistema Proactive Chassis Control, una novedad que cuenta con 12 sensores más y ofrece una respuesta más rápida.

McLaren-720S

Tres modos de conducción

Este McLaren 720S cuenta con hasta tres modos de conducción distintos (Comfort, Sport y Track) y nos ofrece la posibilidad de decirle lo mucho o lo poco que queremos que intervenga el control electrónico de estabilidad. Una función llamada Variable Drift Control es la que nos brinda esa oportunidad de jugar con un mayor o menor deslizamiento de las ruedas del eje trasero.

Va bien calzado

Las llantas de aleación son de 19 pulgadas delante y 20 detrás. De ahí que los neumáticos también sean distintos en función del eje observado. En el delantero monta unos Pirelli P Zero Corsa de 245/35, mientras que en el trasero son de 305/30. Los frenos que monta de serie son de tipo carbocerámico con unos discos de 390 y 380 milímetros (delante y detrás, respectivamente). Gracias a ellos puede frenar de 100 a 0 km/h recorriendo 29,7 metros en 2,8 segundos.

Habitáculo digitalizado

McLaren-720S
El cuadro de instrumentos, que ha sido bautizado como Folding Driver Display, es digital. Lo más curioso de todo es que puede rotar 90 grados para mostrar otro panel muy estrecho y alargado que muestra información básica como las revoluciones por minuto, la velocidad o la marcha que llevamos puesta.

El 720S dispone de dos maleteros para almacenar objetos que no sean demasiado grandes. El de delante es de 150 litros de capacidad y el de detrás de 210. No está mal para ser un superdeportivo de semejantes características.

Fotos del McLaren 720S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *